Al partido por cuartos de final de Copa Argentina entre Central y Newell’s le falta sólo el escenario. La semana pasada los organizadores confirmaron que el choque se jugará el jueves 1º de noviembre, pero dejaron la cuestión del estadio para más adelante. Todo parece indicar que hoy se oficializará dónde se jugará el partido y que la cancha elegida sería finalmente la de Arsenal, tal como se viene especulando desde hace varios días.

Ya se habló demasiado sobre el día, la hora y el lugar para jugar el clásico. Hubo especulaciones de todo tipo y negociaciones que nunca llegaron a buen puerto. Por eso desde Copa Argentina el pasado jueves informaron a través de su cuenta oficial de twitter que el choque se disputará el 1º de noviembre. Después de eso sólo quedó por resolver el tema de la cancha.

Ayer, desde Copa Argentina le confiaron a Ovación que “hay muchas probabilidades” de que “mañana (hoy)” se haga oficial dónde se va a jugar el partido. Y no sólo eso, sino que ante la consulta sobre si finalmente será en Sarandí la respuesta fue “en un 90 por ciento”.

No obstante, con todo lo que se habló, se programó y después no se cumplió nada de eso no estaría de más dejar abierta la chance de que se juegue en otro lugar. Pero un indicativo importante es que desde Copa Argentina se comunicaron la semana pasada con el presidente de Arsenal, Julio Ricardo Grondona, para pedirle la cancha.

Lo que sí ya parece cosa juzgada es que el encuentro será en Buenos Aires y a puertas cerradas, por lo que ya habría que bajarle el pulgar a la posibilidad de que sea en Rosario o en Santa Fe, con ambas parcialidades.

Después de que los clubes no pudieran ponerse de acuerdo con la fecha (tampoco con la cancha), desde Copa Argentina emitieron un fuerte comunicado en el que explicaron que el clásico rosarino no se iba a jugar en Rosario por decisión del gobernador Miguel Lifschtiz, lo que motivó una inmediata respuesta de parte del gobierno de Santa Fe, desmintiendo esos dichos y rechazando las expresiones vertidas por los organizadores del torneo. Y reclamaron que “aclaren la afirmación falsa que han hecho pública a través de los medios oficiales”.

Todo eso ocurrió el pasado viernes 12 de octubre y cinco días después apareció el famoso tuit de Copa Argentina confirmando la fecha del 1º de noviembre. Quizá la confirmación del escenario aparezca por la misma vía, pero todo va camino a que eso suceda hoy. Y, lo más importante, que se oficialice la cancha de Arsenal donde canallas y leprosos chocarán por un lugar en las semifinales de la Copa Argentina.