La Copa del Mundo de Rusia fue reconocida como la más cara de la historia. Mediante un completo informe, el diario RBC publicó los números finales en los días previos al inicio del torneo ecuménico: 678.000 millones de rublos fueron los que se gastaron en la realización del campeonato global. Para valorar los egresos en su totalidad, es necesario conocer los ingresos. Y según el comité organizador del torneo, a Rusia le ingresaron nada menos que 952.000 millones de rublos entre 2013 y 2018, lo cual equivale al 1,1% de su PIB. ¿De cuánto estamos hablando en euros? 12.500 millones.

Alexei Sorokine, que encabezó el comité organizador, fue quien presentó el informe con los números finales del campeonato disputado entre el pasado 14 de junio y el 15 de julio en Rusia. Lo hizo durante su visita a Doha, Qatar, para una conferencia de cara al siguiente Mundial, según informa ‘AFP’.

”Las cifras que revela este informe son bastante sorprendentes”, declaró Sorokine. El texto, que se desconoce si se realizó con supervisión de FIFA, también indica que se crearon 315.000 empleos entre 2013 y 2018. Por otro lado, el texto hace hincapié en los efectos positivos del campeonato, que se prolongarán hasta el año 2023.