Se trata de Jonatan David Escarlón de 25 años. La pena fue impuesta por el juez Gustavo Urdiales. Los hechos ilícitos fueron cometidos entre 2015 y 2017 y los investigó el fiscal Estanislao Giavedoni.

 

Jonatan David Escarlón de 25 años fue condenado a cinco años de prisión por cometer seis hechos delictivos en la ciudad de Santa Fe entre 2015 y 2017. La pena fue impuesta por el juez Gustavo Urdiales en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos.
La investigación penal estuvo a cargo del fiscal Estanislao Giavedoni. El funcionario del MPA le atribuyó a Escarlón seis hechos delictivos por los cuales le imputó la autoría de los delitos de robo; tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil; privación ilegal de la libertad agravada (por el uso de violencia y por ser contra persona conviviente); lesiones leves dolosas calificadas; hurto en concurso real con robo agravado (por el uso de arma blanca).

En circunvalación

“En marzo de 2015, el condenado interceptó a una oficial policial que se trasladaba en moto por la Avenida de Circunvalación en su intersección con calle Iturraspe. Sorprendió a la mujer, la tiró del vehículo y la arrastró por el piso”, relató Giavedoni.

El fiscal aclaró que “Escarlón –que estaba con otro hombre– sustrajo la mochila de la víctima, la cual contenía pertenencias personales y el arma reglamentaria provista a la oficial”. El funcionario del MPA también contó que “luego de cometer el ilícito, los dos hombres escaparon del lugar”.

Giavedoni precisó que “dos meses después se realizó un allanamiento en la vivienda de Escarlón, en la que se le secuestró un arma de fuego que tenía en su poder sin la debida autorización legal”.

En su casa

“Los delitos de Escarlón continuaron. En agosto de 2016, encerró a su pareja en su casa y dejó en la calle a sus dos hijas menores de edad”, informó Giavedoni. Además, el funcionario del MPA detalló que “sacó a las niñas de la casa y las dejó llorando y pidiendo auxilio en la puerta. Luego, cerró la puerta con cadena y candado, impidió que su pareja saliera, la atacó a golpes y la amenazó para que se prostituya y le diera las ganancias a él”.
“Los vecinos escucharon los gritos de auxilio de las niñas y llamaron al 911”, narró el funcionario del MPA. “Cuando los oficiales llegaron al lugar, el condenado abrió la puerta y el personal policial ingresó a la vivienda. Allí, asistieron a la víctima que estaba lesionada y muy vulnerada”, agregó.

Tres robos

En 2017, Escarlón cometió tres delitos contra la propiedad. “El primero de ellos fue la noche del 16 de enero, oportunidad en la que le robó a una mujer que esperaba el colectivo en la intersección de las calles Bolivia y Presidente Perón”, sostuvo Giavedoni. “Utilizó un cuchillo de cocina a modo de faca, le sustrajo la cartera y huyó”, indicó.

Los dos ilícitos restante fueron cometidos el 2 de diciembre del año pasado. “En primer lugar, ingresó al predio del Colegio Ateneo Inmaculada ubicado en la autopista Santa Fe–Rosario. En el lugar, sustrajo un bolso con 17 camisetas deportivas que estaban en el interior de un automóvil”, declaró Giavedoni. “Después de robar el bolso, detuvo la marcha de un automóvil (en inmediaciones del puente sobre el río Salado) y le sustrajo a la conductora dinero en efectivo y un teléfono celular”, añadió.

El fiscal Giavedoni concluyó que, “finalmente, Escarlón fue aprehendido en la autopista por personal policial, que le sustrajo las pertenencias que tomó durante los dos robos”.