Colón recuperó sus fuerzas anímicas. Después del golpe que significó quedar afuera de la Copa Sudamericana, paulatinamente va tomando vuelo en la Superliga. Con sus dos victorias en fila como local ante Newell’s y River, respectivamente, alcanzó las 12 unidades y, sobre todo, terminó ambos partidos con la vaya invicta.

Un dato no menor, ya que en las primeras siete presentaciones recibió 11 goles. Ahora el Sabalero se enfoca en trasladar este grato momento desde los resultados en el partido del próximo viernes, a las 21, en el estadio Tomás Adolfo Ducó ante Huracán. Para dicho compromiso ya puede ser tenido en cuenta Gonzalo Escobar, que no estuvo ante el Millonario por ser expulsado. Habrá que ver si el entrenador, Eduardo Domínguez, le vuelve a dar la titularidad o mantiene en el puesto a Clemente Rodríguez.

Después otro gran interrogante es saber si el DT apuesta por la misma dupla de centrales, mucho más después de la impecable actuación ante River. Esto atendiendo a que el capitán Guillermo Ortiz está en condiciones de regresar. ¿Podrá verse en Parque Patricios una línea con tres centrales? No sería extraño, pero el conductor sabalero está muy conforme con el trabajo que vienen haciendo Erik Godoy y Emmanuel Olivera.

Asimismo, se seguirán de cerca las evoluciones de Alan Ruiz y Nicolás Leguizamón, quienes son tenidos muy en cuenta. Más que nada el enganche, que perdió terreno en los últimos partidos producto de una persistente tendinitis en uno de sus tobillos. La formación parece estar clara de mitad de cancha en adelante, pero sí sería clave que pueda tener un lugar en el banco de suplentes.

Temas importantes para el Rojinegro en una semana que seguramente traerá muchas novedades. Domínguez parecer haber encontrado la idea que estaba buscando y, salvó algún retoque mínimo, todo indicaría que el 4-5-1 podría verse el viernes ante el Globo.