José Corral, intendente de la ciudad de Santa Fe y dirigente de Cambiemos, encabezó este sábado por la mañana un nuevo timbreo. En una actividad en la que se sumaron legisladores, funcionarios, dirigentes y militantes, el mandatario local conversó mano a mano con los vecinos de barrio 7 Jefes: “Es un momento en el que hay muchas dificultades, y sabemos que queda mucho por hacer, por eso hay que estar más cerca que nunca de los vecinos, poniendo el oído a sus preocupaciones para avanzar más rápido en la solución de los problemas, pero también transmitiendo el mensaje de que el camino no es fácil, pero que el rumbo es el correcto”, remarcó José Corral en declaraciones a la prensa.

El intendente santafesino -que estuvo acompañado entre otros por los diputados nacionales Gisela Scaglia y Hugo Marcucci; los concejales Luciana Ceresola y Carlos Suárez; la responsable del Area Metropolitana, Chuchy Molina; el referente de la Coalición Cívica, Mauricio Amer; funcionarios del Gobierno de la Ciudad y militantes- también recordó que “Cambiemos representa un conjunto de valores: hacer las cosas bien, decir la verdad, trabajar en equipo con transparencia. Hoy hay un Gobierno nacional que ha puesto los problemas arriba de la mesa, y que trabaja día a día para resolverlos. Confiamos en que si trabajamos juntos, vamos a superar estas dificultades más rápidamente, y estamos convencidos de que se están sentando las bases para que esta sea la última gran crisis que atraviese el país, como ha expresado el presidente Mauricio Macri”.

José Corral también contó que “es un momento para contarle a los vecinos que seguimos apostando a la obra pública para generar empleo. Pese a las dificultades y restricciones, no vamos a detener ninguna obra estratégica de la ciudad. Esta crisis nos obliga a ser más eficientes y austeros, y por eso decidimos congelar hasta fin de año los salarios del personal político, entre otras medidas como disminución de horas extras, y avanzar fuertemente en el proceso de despapelización”, ejemplificó.

También reiteró que “ponemos toda nuestra energía en estar al lado de los que más lo necesitan: todas las herramientas del Estado local y nacional los enfocamos a los sectores más vulnerables, porque tenemos que estar al lado de los que la están pasando mal”.

Recordó además desde el Estado local se han tomado medidas para aliviar la situación de las familias santafesinas: “Quitamos de la factura de la luz el renglón de la Cuota de Alumbrado Público (CAP) -algo de lo que ahora se hace cargo el Municipio-y que en las boletas representan una disminución de hasta un 15 %; eliminamos el cargo solidario del 10 % en la boleta del gas, porque con las nuevas tarifas las obras son realizadas con fondos de la empresa; congelamos hasta fin de año el precio del boleto; y disminuimos en 10% el Derecho de Registro e Inspección (DReI) para la industria, el comercio y la construcción, como una forma de alentar la creación de empleo”, señaló.
Finalmente, valoró que “logramos crear un fondo nacional de compensación para subsidiar el transporte público de pasajeros de las ciudades. Si bien nosotros con mucho esfuerzo pudimos congelar el precio del boleto hasta fin de año, aspiramos a que la tarifa acompañe la inflación, pero sin ese compromiso de Nación, y el aporte que esperamos que haga la Provincia -que va a contar a partir del nuevo Pacto Fiscal con más recursos-, el precio del boleto sería muy difícil de contener, y sabemos que es un servicio fundamental, especialmente para los sectores más necesitados”, concluyó.