Así se votará en AFA el destino de las Sociedades Anónimas Deportivas
La fecha está definida: 22 de noviembre de noviembre de 2018. Ese día se realizará la Asamblea anual de la AFA en la que se decidirá sobre la incorporación de las Sociedades Anónimas Deportivas al Estatuto, situación que en caso de aprobarse modificaría el mapa del fútbol argentino para siempre.

Sería el primer paso importante para que los clubes puedan convertirse en propiedad de capitales privados. El segundo: que los socios de cada club decidan si quieren mantenerse como una asociación civil sin fines de lucro o prefieren convertirse en una empresa.

Fernando Raffaini, expresidente de Vélez y abogado que participa del curso de Derecho Deportivo de la UBA, agrega un tercer paso que no es obligatorio pero sí necesario: una ley del Congreso o un nuevo artículo en la Ley de Sociedades Comerciales. “No se trata de sociedades anónimas comunes sino de asociaciones con más de cien años, que tienen deportes recreativos y que cumplen una función social”, explica .

Para que la Asamblea de AFA modifique el Estatuto es necesaria la aprobación de tres cuartas partes los votos. Es decir, al menos 33 de los 43 delegados deberán optar por el sí. ¿Cómo se vota? Las opciones son dos: a mano alzada o por medio de un dispositivo electrónico. De confirmarse lo segundo, la elección sería secreta, algo que genera desconfianza en la Coordinadora de Hinchas: “Los dirigentes representan instituciones, comisiones directivas e incluso divisionales enteras, no queremos que voten en secreto porque no podemos saber si cumplen o no con el mandato que llevan”, asegura Hernán Aisenberg, uno de los fundadores e integrante de la organización que milita contra la implementación de las S.A.D.

De los 43 asambleístas, 22 serán de la Superliga y 21 del Ascenso e Interior y estarán divididos de la siguiente manera:

– por los clubes de la Primera División: 22 delegados

– por los clubes de la B Nacional: 6 delegados

– por los clubes de la Primera B: 5 delegados

– por los clubes de la Primera C: 2 delegados

– por los clubes de la Primera D: 1 delegado

– por los clubes del Federal A: 2 delegados

– por las Jurisdicciones Deportivas de Ligas: 5 delegados

Los representantes de la Superliga quedaron definidos en base a los promedios de la temporada pasada. Es decir, tendrán poder de voto Boca, San Lorenzo, Racing, Independiente, Estudiantes, River, Godoy Cruz, Talleres, Lanús, Argentinos, Rosario Central, Banfield, Defensa y Justicia, Colón, Atlético Tucumán, Gimnasia La Plata, Unión, Belgrano, Huracán, Newell’s, Vélez y San Martín de San Juan. Los clubes todavía no definieron quiénes serán sus asambleístas, que según el Estatuto pueden ser el presidente o el vice.

Ascenso e Interior sí están definidos. Por la B Nacional estarán Adrián Vairo (Brown de Adrogué), Daniel Pandolfi (Ferro), Diego Lis (Villa Dálmine), Mauro Altieri (Olimpo), Pablo Bossio (Santamarina de Tandil) y Fernando Porreta (Gimnasia de Mendoza); por Primera B, Mario Giacomini (Estudiantes BA), Alberto Trípoli (Acasusso), Gabriel Greco (Atlanta), Fabián Aguirre (All Boys) y Diego Turnes (Barracas Central); por Primera C, José Luis Coutinho (Deportivo Merlo) y Javier Méndez Cartier (Excursionistas); por Primera D, Salomón Ramírez Santa Cruz (Deportivo Paraguayo).

Además, por el Federal A votarán Gustavo Sastre (Deportivo Madryn) y Héctor Gómez (Chaco For Ever) y por las Ligas lo harán David Marcelo Blanco (Liga Regional Jujeña), Mario Molina (Liga Dolorense, de Córdoba), Horacio Tomassini (Liga Lobense, de Buenos Aires), Germán Luperio Fernández (Liga Formoseña) y Rubén Alberto Garibotti (Liga Departamental de Fútbol de Gualeguay, de Entre Ríos).

A esta altura, parece difícil que la propuesta consiga las 33 adhesiones necesarias para aprobarse. Algunos dirigentes de la Superliga ya anticiparon que votarán en contra, por ejemplo Matías Lammens (San Lorenzo), Sergio Rapisarda (Vélez), Nicolás Russo (Lanús) y Cristian Malaspina (Argentinos).

En el ascenso la situación es distinta, porque los delegados no representan a sus clubes sino a toda la divisional. Daniel Pandolfi, presidente de Ferro, confirmó que el Verde rechazará la propuesta “en defensa de la función social” de la institución y aseguró que aprobar el proyecto sería abrir una puerta que luego sería difícil de cerrar. Sin embargo, no renegó de una posible discusión del tema en AFA: “No nos oponemos a que otros clubes lo quieran hacer, de lo que estamos seguros es que nosotros no queremos”.