Los concejales Cesoni y Obeid (PJ) solicitaron informes relacionados con el transporte público de colectivos. Desde el 8 de octubre se encuentra cortado el servicio nocturno de las líneas que dependen de Autobuses Santa Fe (4, 8 y 14) y Ersa (1, 1 Bis, 3, 9 Bº El Pozo, 9 Colastiné Norte, 9 Colastiné Sur y 15). Las líneas 5, 10, 11, 13, 16 y 18 –de la Empresa Recreo- funcionan con normalidad.

 

El Concejo aprobó tres pedidos de informes dirigidos al Órgano de Control y al municipio relacionados con el conflicto suscitado con el transporte de colectivos de la ciudad.

Alejandra Obeid (PJ) solicitó conocer del propio Órgano de Control y de los responsables del Programa de Movilidad Urbana de la Municipalidad, información detallada de montos de los aportes mensuales que realiza el municipio al sostenimiento del transporte público de pasajeros por colectivos; la titularidad de las empresas prestatarias del servicio de transporte público por colectivos y la nómina de unidades afectadas -marca, modelo, dominio y titularidad.

Asimismo Obeid pidió un detalle de la cantidad de denuncias recibidas y/o registradas, clasificación de las mismas, cantidades y estadísticas de denuncias resueltas, tiempo estimado de resolución de las mismas y el tipo y cantidad de sanciones aplicadas a las empresas concesionarias.

Cesoni: “Los santafesinos pierden turnos médicos, viajes, presentismo; la falta de transporte vuelve impredecible su modo de vida”

Por su parte el concejal Juan Cesoni (PJ) solicitó al Órgano de Control información sobre su actuación –mientras transcurre la medida de fuerza- y un relevamiento relativo a la cantidad de unidades que circularon por turno en cada una de las líneas en los meses de septiembre y octubre. Además Cesoni pidió saber sobre las inspecciones que el Órgano haya efectuado acerca del cumplimiento de frecuencias y recorridos, como así también sobre la aplicación de sanciones ante incumplimientos o violaciones de las disposiciones legales, reglamentarias o contractuales de las empresas prestatarias durante el 2018.

“La previsibilidad es uno de los factores indispensables con el que debe contar el transporte público de pasajeros, puesto que para gran cantidad de vecinos el mismo constituye su principal o único medio de traslado”, coincidieron los ediles. “Modificaciones arbitrarias de los recorridos, paradas y frecuencias, constituyen una práctica que perjudica a los vecinos de nuestra ciudad, que avanza sobre sus derechos y que atenta sobre la calidad de vida en lo cotidiano”, reclamaron los ediles del PJ.