En la jornada de este Jueves, se montó un operativo conjunto penitenciario y policial con el fin de trasladar presos alojados en comisarías a Unidades Penitenciarias.

Mediante el trabajo articulado entre el Servicio Penitenciario y las fuerzas policiales dependientes del Ministerio de Seguridad, este jueves se realizó el traslado de 28 detenidos en comisarías a penales de la ciudad de Santa Fe. El operativo estuvo a cargo de el Subsecretario de Asuntos Penitenciarios, Juan Martínez Saliba, acompañado por Julio Romano, Director provincial de Coordinación Operativa.

Desde la Subcomisaría 2da, ubicada en Barrio Santa Rosa de Lima, se trasladaron diez internos hacia la Unidad Penal de Coronda. Siguiendo con la estrategia de Intervención Integral donde participan Gobierno de la Provincia, MPA y Municipalidad con distintos abordajes en Barrio Yapeyú, desde la comisaría Séptima se trasladaron dieciocho detenidos a la cárcel ubicada en barrio Las Flores.

En esta última comisaría el traslado de los internos fue total con el fin de destinar el edificio para otras tareas en el marco de las estrategias llevadas a cabo por el Ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro de reubicar en las unidades penitenciarias a todos los presos alojados en comisarías.

En este sentido, el Subsecretario de Asuntos Penitenciarios, Juan Martínez Saliba expresó: “Estamos cumpliendo con lo solicitado por el Sr. Ministro, que es que no haya más presos en comisarías. Gracias a la gran inversión se que se viene haciendo en materia de seguridad, se construyen lugares de alojamiento, se dota de equipamiento e ingresa personal para cumplir con las funciones encomendadas. Hoy fue un día más de los tantos procedimientos de traslados de internos alojados en comisarías al servicio penitenciario. Podemos decir que el 92% de la población penal está alojada en el servicio penitenciario, gracias a un gran esfuerzo del Gobierno de la Provincia de Santa Fe”.

Por su parte el Ministro de Seguridad aseguró: “Desde el gobierno de la provincia tenemos la decisión política de que la policía esté en la calle y los presos dentro del Servicio Penitenciario. Tenemos una política carcelaria de avanzada y resolvimos un problema que venía de años”.

Es de recordar que hace unos años, el 54 % de los presos estaba alojado en dependencias policiales. Gracias al plan de obra pública que lleva adelante la provincia ese número comenzó a descender progresivamente, lo que derivó en que más del 90% de las personas privadas de su libertad estén ahora al cuidado de personal del Servicio Penitenciario.