El hecho ocurrió en China
Desapareció en un supuesto accidente de tránsito. Su esposa, que desconocía el plan, reaccionó de la peor manera.

 

Un hombre en China decidió fingir su muerte para cobrar una póliza de vida y pagar deudas, pero su plan salió de la peor manera. Su mujer -que no estaba al tanto de plan- se desesperó a tal punto que asesinó a sus dos hijos y luego se suicidó.

El 7 de septiembre, el hombre compró un seguro de accidentes personales por 144.000 dólares, sin decírselo a su esposa. Doce días después, consiguió un auto prestado para fingir su propia muerte en un supuesto accidente de tránsito, contaron medios locales.

Según el diario británico Daily Mail, el hombre armó su plan con la esperanza de que la indemnización del seguro -que debería reclamar su mujer como beneficiaria- ayudara a pagar las deudas acumuladas en juegos de Internet y que superaban los 14 mil dólares. Muy convencido de que todo saldría tal como lo había planificado, el hombre desapareció. Su auto se encontró en un río. Pese a que el cadáver no fue encontrado, su esposa pensó que había muerto. Fue entonces cuando el 10 de octubre decidió lo peor.

“Habíamos acordado envejecer y dejar el mundo juntos. ¿Cómo podría dejarte ir solo? Por eso, tu esposa viene a acompañarte. Todo lo que quiero es que nuestra familia esté junta”, escribió la mujer en una nota de suicidio en su cuenta de la aplicación de mensajería china WeChat. Tras el mensaje, se ahogó junto a su nene de cuatro años y su hija de tres.

El hombre no aguantó el peso de los acontecimientos y se entregó a la Policía en el condado de Xinhua en la provincia de Hunan. Ahora se encuentra detenido por cargos de fraude y daños intencionales a la propiedad, señaló la BBC.