Hace poco más de un mes cuando Exitoína contó que Natacha Jaitt estaba internada tras sufrir sufrir un desgarro muscular pectoral y una infección.

En ese momento, su familia emitió un fuerte comunicado sobre sobre el estado de salud de la morocha, que recién reapareció en las redes sociales el 20 de septiembre (había estado internada desde el día 4).

En el medio, Natacha volvió a la carga y destrozó a más de 10 famosos en una entrevista, contó una picante anécdota de Marcela Tauro, y acusó a Fabián Gianola por abuso sexual.

Pero el 9 de octubre volvió a ser hospitalizada, y allí comenzó el misterio tras un mensaje de Ulises, su hermano: “Por temas urgentes, comunicarse solamente con @UlisesJaitt . Natacha está internada por su salud y no divulgación en ningún medio. Tampoco puede estar en contacto nuevamente por ahora. Muchas Gracias”.

A partir de allí, cuando parecía que había una mejora en su estado, Natacha reapareció con dos mensajes: el primero enigmático, mientras que con el segundo generó preocupación con sus palabras y una impactante foto.

Tras cinco horas de quirófano, y aparentemente fuera de peligro, la conductora radial volvió a las redes con un mensaje dedicado a Diego Latorre. Sin embargo, de repente todo empeoró.

El fin de semana Jaitt sufrió una descompensación, debió recibir RCP (Reanimación Cardiopulmonar) por parte de su hija Antonella “Voy a explicarme mejor ahora que se estabilizó. Mamá se descompensó tras una compresión muy fuerte abdominal por el vendaje post operatorio que impidió que le fluya la sangre con normalidad, yo estudié RCP y gracias a Dios pude asistirla. En breve se ocupan los médicos”, explicó su hija.

Luego de esto, tanto Antonella como Ulises hicieron una fuerte denuncia contra el SAME por la pésima reacción que tuvieron antes un momento crítico de la morocha. Pero más allá de estas comunicaciones de sus familiares mediante Twitter, no termina de quedar claro qué es lo que le está pasando a Natacha. La decisión de preservar la intimidad de la salud de la morocha, pero a su vez comunicar la situaciones de gravedad que debió transitar en los últimos días, generan confusión y preocupación. ¿Saldrá la conductora a hablar abiertamente sobre lo que está viviendo?