El Concejal Demoprogresista Lisandro Mársico, ingresó un Proyecto de Ordenanza que modifica el Código de Tránsito el punto B) 4 del artículo 65º de la Ordenanza Nº 2969, a los fines de que se proceda a retener, los rodados que se encontraren detenidos o estacionados en la vía pública en condiciones de circular y que no posean las chapas patentes reglamentarias.
El Código de Tránsito de Rafaela, en su Artículo 65º regula, dentro del Capítulo de las Medidas Cautelares la “retención de vehículos” estableciendo en el punto B.4 que dicha medida procederá ante la “Falta de ambas chapas patentes o de una chapa patente en el caso de motovehículos o de permisos de circulación o el uso de un chapa o numeración identificatoria distinta a la asignada por la autoridad competente”.
“Si bien la norma otorga a la autoridad competente municipal la atribución de retener los vehículos cuando se configura uno de los supuestos enumerados en ella, carece de claridad respecto a las condiciones en que deben encontrase los vehículos al momento de ser detectados en infracción”, aclaró Mársico.
“A los fines de disipar dicha cuestión y de otorgarle la real operatividad que debe tener la norma; y, considerando, la actual redacción del Código de Tránsito de Rafaela resulta conveniente agregar un párrafo al Artículo 65- B) 4 que comprenda la especial situación de los vehículos que no estando circulando, a pesar de encontrarse en condiciones de hacerlo, se encuentren estacionados en la vía pública y carezcan de una o ambas chapas patentes”, sostuvo el Concejal pedepista.
“En nuestra ciudad ya se ha hecho modalidad habitual la presencia de los conocidos popularmente “motochorros”, movilizándose por las calles de la ciudad a la búsqueda de potenciales víctimas, en especial aquellas que portan bolsos colgados de sus hombros o algún paquete a la vista; delincuentes que se mueven en motocicletas, sin las chapas patentes reglamentarias. También en muchas ocasiones se utilizan las motos para arribar a un local comercial o vivienda, asaltarlos y luego proceder a la huida, utilizando la movilidad de referencia, siendo muy elevada la cantidad de delitos que poseen esta metodología” fundamentó Mársico.
“No puede sostenerse, sin agraviar el sentido común, que para ser retenido el vehículo debe estar efectivamente circulando. Ello, por una lado, porque bastaría que ante la advertencia de un control de tránsito municipal el conductor del vehículo detenga su marcha y lo estacione para impedir de esa manera el accionar de los agentes de tránsito. Y por el otro, es también de sentido común, entender que si bien el vehículo no se encuentra circulando, pero estando estacionado en la vía pública y en condiciones de hacerlo, ya se halla en infracción: o porque para llegar ahí ya circuló o está por hacerlo” esgrimió Mársico.
“Por lo tanto, se constituye la retención en una medida cautelar tendiente a impedir la posterior utilización del vehículo y se materializa con la sola constatación por parte del inspector municipal de la efectiva falta de colocación de las chapas identificatorias del mismo”, aclaró el edil demoprogresista.
“Como se advierte, dicha modificación tiende a dejar en claro cuál debe ser la conducta de los inspectores municipales cuando se encuentran con vehículos estacionados en la vía pública sin las chapas patentes, impidiendo de esa manera que se configure una situación de incertidumbre al momento de actuar” finalizó el Concejal demoprogresista”.