La efectivo de la bonaerense Patricia Molina Dolezal y su pareja Victoria Fabro fueron encontradas con un tiro en la cabeza dentro de un Fiat Palio en Villa Bonich. Creen que se quitaron la vida.

 

Una mujer y un policía transgénero fueron hallados muertos este lunes en un auto estacionado sobre la vereda en San Martín. Los cuerpos pertenecen a Victoria Fabro de 22 años, y a Patricia Molina Dolezal, quien era una oficial transgénero de la Policía Bonaerense.

El hallazgo fue en Parodi y Rondeau, donde vecinos encontraron a Fabro y Dolezal sin vida con un tiro en la cabeza, dentro de un Fiat Palio gris, y llamaron al 911.

Según constató la policía, no hubo violencia externa al auto y los seguros de las puertas estaban cerrados, por lo que se desacarta que hayan sido víctimas de un robo. Los investigadores creen eran pareja y que se habrían quitado la vida.

Trabajó en el lugar personal de la Comisaría 1 de San Martín.