El consumo cayó un 4,5% este feriado, según datos de la CAME, que mostró además las particularidades cómo fue el movimiento por el Día del Respecto a la Diversidad Cultural.

 

A pesar de las importantes ofertas y promociones en hotelería, gastronomía y centros comerciales para este feriado, el consumo que se produjo mediante el turismo en este fin de semana largo tuvo una importante caída comparado con la misma fecha de 2017, según el relevamiento que hizo la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Con el envión de la suba del dólar se estimuló el turismo interno; sin embargo, el estudio realizado en 40 ciudades del país indicó que las ventas tuvieron una contracción 4,5 por ciento interanual.

Muchas familias se alojaron en casas de amigos, parientes o vínculos cercanos para abaratar, lo que explica que el gasto por turista no haya crecido tanto frente al 2017″, explicó el informe que detalló se movilizó un millón de personas en el turismo interno, un 2,6 por ciento por encima que en igual fecha del año pasado.

Según el estudio, se gastaron 2.375 millones de pesos en forma directa con una estadía media de 2,5 días (levemente menor a los 2,8 promedio del año pasado) y el gasto promedio per cápita diario fue de 950 pesos, 23,4 más que el mismo feriado 2017.

El informe de la CAME subrayó que en lo que va del año ya hubo siete fines de semana largos (tres “extra-largos”), en los cuales viajaron un total de 9.138.000 turistas, que en conjunto gastaron unos 25.360 millones de pesos.