Un violento episodio tuvo lugar este domingo por la noche en una vivienda de barrio San Agustín: un hombre no identificado ingresó al lugar, donde había una numerosa familia reunida, abrió fuego y luego huyó. El saldo: tres personas baleadas, entre ellas una nena de 11 años.

 

Micaela, hermana de la niña herida brindó detalles de lo sucedido: “Estábamos toda la familia en la casa de mi abuela, reunidos en la cocina, cuando uno entró con el casco puesto y empezó a disparar. El otro lo esperaba afuera en la moto”, recordó.

La entrevistada precisó que “era un arma 22” y que contó “al menos 10 disparos”.

“En ese momento todos empezamos a correr. Mis tíos y mi hermana cayeron. Los otros huyeron y después llegó la Policía”, agregó.

Los heridos mayores de edad son un joven de 27 años y una mujer de 34, hermanos entre sí, y permanecen internados en el Hospital Dr. José María Cullen. La nena baleada es sobrina de ellos, y hermana de la joven que habló con el móvil. Se encuentra en el Hospital Dr. Orlando Alassia. Afortunadamente, todos se encuentran fuera de peligro.

“Mi hermana tiene dos disparos en la pierna, pero por suerte está bien. Todos están bien. Tuvimos un Dios aparte”, sostuvo Micaela. “Es un milagro que no haya pasado nada más grave”, concluyó.