Las acciones argentinas mantienen la tónica positiva, después de una importante recuperación de las cotizaciones el viernes pasado. Esta evolución es vista con expectativa, después de que muchas compañías sondearan los precios más bajos del año en la semana anterior.

Este lunes los activos argentinos resistían, aún frente a la tendencia mixta exhibida por los principales índices de las bolsas de Nueva York, mientras que en los mercados argentinos no había operaciones por la celebración del “Día del Respeto a la Diversidad Cultural”.

Los ADR de los bancos argentinos se negociaban en alza, como Banco Francés (+7%), Grupo Galicia (+6,1%), Banco Macro (+3,7%) y Banco Supervielle (+4,3%) .

Las acciones de YPF restaba 0,3%, a USD 14,70, en una jornada en la que el barril de petróleo de Texas restaba 0,1%, a 71,29 dólares.

El viernes las cotizaciones en dólares de los bancos argentinos tuvieron un potente rebote entre 9 y 14 por ciento.

Las acciones argentinas “aprovecharon el respiro externo también para recomponerse del castigo reciente, mientras sigue desinflándose el dólar”, explicó el economista Gustavo Ber, aunque recordó que “un rebote técnico no debe confundirse con un cambio de tendencia, la cual sigue siendo por el momento negativa”.

Wall Street opera este lunes con leve ganancia: el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, suma un 0,2%, en una jornada que arrancó con oscilaciones pero que finalmente parece seguir la senda de positiva del viernes anterior.

La semana pasada hubo sensación de pesimismo entre los inversores de Wall Street, sobre todo a medida que los rendimientos de los bonos del Tesoro se elevaron a niveles máximos de varios años, lo que hace que los inversores se vean obligados a reconsiderar las apuestas de larga duración, según los analistas estadounidenses.

La tasa del bonos del Tesoro de los EEUU a 10 años repuntaba a 3,16% anual.

En este contexto, tanto las grandes corporativas como las pequeñas cedieron posiciones después de alcanzar valores récord el pasado 3 de octubre, según el promedio Dow Jones.

Los índices de Nueva York registraron la semana pasada su mayor caída semanal desde marzo. El Dow Jones retrocedió 4,2% y el Nasdaq perdió 3,7 por ciento.

Las preocupaciones siguen centradas en la política de aumento de los tasas de interés que sigue la Reserva Federal norteamericana, para evitar el sobrecalentamiento de la economía norteamericana.