Prisión preventiva de una pareja por abusar de su hijo menor de edad en Alto Verde

La medida cautelar fue solicitada por la fiscal Alejandra Del Río Ayala y ordenada por la jueza Sandra Valenti.

imagen ilustrativa

Los imputados son el padre y la madre de la víctima. El hombre es investigado por la autoría de los ilícitos, mientras que a la mujer se le atribuyó la comisión por omisión a raíz de que no protegió a su hijo.

Un hombre de 39 años cuyas iniciales son CCM, y una mujer de 34 cuyas iniciales son SH quedaron en prisión preventiva en el marco de una investigación por delitos contra la integridad sexual en perjuicio de su propio hijo menor de edad en Santa Fe. Así lo resolvió la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sandra Valenti, a raíz del pedido formulado por la fiscal Alejandra Del Río Ayala en una audiencia de medidas cautelares llevada a cabo ayer a la mañana en los tribunales de la capital provincial.

El pasado miércoles, la fiscal Del Río Ayala atribuyó a CCM la autoría de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante (por ser el imputado ascendiente de la víctima y por la convivencia preexistente), en concurso ideal con promoción a la corrupción de menores agravada (por el vínculo y la convivencia). Por su parte, a la madre del niño se le atribuyó la comisión por omisión de los mismos delitos y agravantes.

Integridad sexual

La fiscal Del Río Ayala informó que “el imputado tiene cinco hijos biológicos, la víctima es uno de ellos con quien convivía en una vivienda de Alto Verde. Se trata de un niño menor de edad que sufrió abusos sexuales continuos y sistemáticos de su padre desde el año pasado y hasta la realización de la denuncia que fue hecha este año”.

Asimismo, la funcionaria del MPA, manifestó que “SH, madre del menor, omitió realizar las tareas de cuidado y protección de su hijo. En este caso, concretamente, debería haber evitado y denunciado las agresiones sexuales perpetradas por CCM al menor”.

“Todos los hechos, por la relación que une a la víctima con los imputados, la diferencia de edad, la modalidad, duración y frecuencia de los abusos y la corta edad del niño, implicaron un real sometimiento, denigración y humillación en el menor. Además, tienen entidad suficiente para adelantar el libre y normal desarrollo de su sexualidad”, concluyó la fiscal Del Río Ayala.