Jair Bolsonaro y Ellen Page
La actriz y activista LGBT entrevistó al candidato presidencial que lidera las encuestas para un programa hace unos meses.

 

Fue un diálogo de lo más incómodo. Hace unos meses, la actriz y activista LGBT canadiense Ellen Page entrevistó a Jair Bolsonaro cuando era diputado. Y el candidato de ultraderecha se mostró “a la altura” de su reputación. Paranoia, homofobia, misoginia, apología de la violencia, Bolsonaro no se privó de nada.

El video pertenece a un capítulo sobre Brasil del programa Gaycation de NatGeo sobre cultura LGBTIQ+ y volvió a viralizarse ahora que Bolsonaro lidera la carrera presidencial en Brasil.

Bolsonaro arranca la entrevista defendiéndose de quienes lo acusan de ser homofóbico, sin embargo sus respuestas dejan poco lugar a dudas.

En 1988 incursioné en política, y desde entonces me tildan como un gran homofóbico en Brasil, y se equivocan. Mi lucha siempre será contra la distribución de material LGTB para niños mayores a 6 años, eso es todo”. Esta fantasía inventada por el ex militar aseguraba que el gobierno del PT había distribuido en las escuelas un “kit” con materiales didácticos para “homosexualizar” a los niños y estimular su sexualidad precoz.

La actriz luego le preguntó sobre algunas de sus declaraciones polémicas. “Leí que usted cree que a los jóvenes gay hay que pegarles hasta que dejen de serlo. Yo yo soy gay, ¿usted cree que me deberían haber pegado?”, le consultó Page.

El candidato quiso eludir la pregunta y terminó en acoso: “No voy a mirarla y pensar ‘creo que es gay’, no me interesa. Usted es linda. Si fuera un cadete en la academia militar y la viera en la calle, la silbaría, porque es muy bonita”.

Sin embargo, más tarde en la entrevista, reiteró su teoría y su pedagogía de puñetazos: “Cuando un hijo es muy violento, si usted lo corrige dejará de ser violento”, afirmó Bolsonaro.

Luego, el candidato favorito de los evangélicos y nostálgico de la dictadura afirmó que se vive un auge de la homosexualidad, por el que culpó, entre otras cosas, a las drogas y al hecho de que “las mujeres trabajan”.

“Cuando era joven, había pocos gays, con el tiempo, debido a las libertades, a las drogas, y con las mujeres trabajando, aumentó bastante el número de homosexuales”, afirmó.

Page luego le habló del bullying y del sufrimiento de los jóvenes gays por la discriminación que sufren, que lleva a muchos a la depresión o el suicidio, a lo que Bolsonaro contestó que los gays “están escapando de la normalidad” y que hace falta “tener un Norte”.

“Usted adoptó una teoría absurda. Incluso si tiene una pareja, no podrá procrear. Dependerá de la donación de alguno de nosotros. De los hombres heterosexuales“, le dijo Bolsonaro con una sonrisa.

“Es devastador saber que alguien con tanta influencia tenga tanto desdén por la comunidad queer“, reflexionó Page tras la entrevista.

Según un estudio, Brasil registra una explosión de violencia homofóbica. El número de asesinatos de lesbianas en Brasil aumentó un 2.600 % desde el año 2000. Días atrás, en Porto Alegre, una joven lesbiana fue atacada en la calle por seguidores de Bolsonaro por llevar una bandera del arcoíris y un adhesivo del movimiento “Ele não”. Los agresores le sacaron la remera y, usando un arma cortante, le dibujaron una esvástica en el cuerpo.