El jefe de Camioneros sigue desafiando al Gobierno
La Unidad de Información Financiera (UIF) investiga los movimientos de dos cuentas del club en el exterior que no estaban declaradas.

 

Mediante una serie de transferencias el jefe de Camioneros y presidente de Independiente Hugo Moyano desvió fondos del club para sus empresas. Desde 2012 el club de Avellaneda tiene dos cuentas en el Bedura Bank en Liechtenstein, que no están declaradas en los balances del club ante la AFIP y que desde su creación tuvieron movimientos por U$S 30 millones. Desde 2015 Moyano opera con estas cuentas, al igual que el vicepresidente de Independiente Héctor Maldonado y la tesorera del club Liliana Toribio.

En 2012, mismo año de apertura de las cuentas del club en el exterior, la institución armó el fideicomiso Arístides porque se encontraba con distintos embargos, señaló la Unidad de Información Financiera (UIF) que investiga las irregularidades que involucran a Moyano y a la institución de Avellaneda.

El pasado 26 de abril el club transfirió U$S 2.928.039 a la cuenta Bapro Mandatos y Negocios SA del Banco Bapro Uruguay. Mientras que un día después desde esa misma cuenta se transfirieron al fideicomiso Arístides, en el Banco Creedicop, U$S 2.746.802.

El organismo liderado por Mariano Federici advirtió que la plata de la venta de jugadores se depositaba en una cuenta en el exterior que luego volvía a una mesa financiera en la que estaban vinculados Pablo Moyano y un exvicepresidente del club.

El informe indica que desde esa cuenta se pasaron fondos a Arístides, que fueron usados para hacer transferencias a empresas vinculadas a los Moyano, como Aconra S.A. y Dixei S.A., de acuerdo al informe de la UIF al que accedió La Cornisa.

Moyano está imputado por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) por evasión impositiva y lavado de dinero, a partir de un reporte de operación sospechosa (ROS) presentado por Federici, por una serie de movimientos financieros entre la obra social, las empresas del grupo Moyano y el correo privado OCA.

El jefe de Camioneros además está imputado junto a su hijo Pablo Moyano en una causa por lavado de dinero que involucra a exdirectivos de Independiente, por la que está detenido el líder de la barra brava del club de Avellaneda Pablo “Bebote” Álvarez.