Llorando y acompañado por su familia, Marcos Córdoba se presentó en Tribunales y quedó detenido. Más tarde hizo lo mismo el ex titular de la empresa TBA

Jeans, camisa celeste, campera en mano y lagrimas en sus ojos. Marcos Córdoba, el maquinista de la tragedia de Once, se entregó esta mañana en los Tribunales de Comodoro Py luego de que el fiscal Juan García Elorrio pidiera la detención de todos los condenados del caso tras una resolución de la Cámara de Casación que rechazó las apelaciones con las que los imputados esperaban llegar a la Corte Suprema.

Córdoba –el primero en entregarse– llegó al 6° piso acompañado por algunos familiares y sus abogados. Allí se encuentra el TOF 2, integrado por los magistrados Jorge Gorini, Jorge Tassara y Rodrigo Giménez Uriburu, quienes lo juzgaron y que ahora efectivizaron su detención. Según trascendió, solo pidió no estar cara a cara con el resto de los imputados.

Unos minutos más tarde hizo lo propio Sergio Cirigliano: el ex titular de la empresa TBA se presentó en Comodoro Py alrededor de las 11. También acudieron espontáneamente Jorge Álvarez y Francisco Pafumi.

El tribunal oral ordenó la detención del resto de los condenados que no se presentaron voluntariamente. Entre ellos se encuentra el ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi. 

Un dato de color: se dispuso el SUM de Comodoro Py para recibir a todos los condenados que se espera que se irán entregando durante la jornada de hoy.

Marcos Córdoba, motorman

Marcos Córdoba, motorman

El juicio oral de 2015 terminó con 28 condenados. A excepción del motorman, todos los acusados fueron condenados por los delitos de defraudación contra la administración pública y descarrilamiento culposo.

A Córdoba solo se le imputó “descarrilamiento culposo”. Luego, Casación modificó las penas impuestas durante el juicio oral.

Este jueves, la Cámara Federal de Casación Penal rechazó los recursos extraordinarios presentados por los condenados en la tragedia de Once, y el fiscal Juan García Elorrio pidió la detención de todos.

– Ricardo Jaime había sido condenado a una pena única de 6 años y se le elevó a 8 años.

– Su sucesor en la secretaría de Transporte, Juan Pablo Schiavi, había sido condenado a 8 años y Casación le fijó en 5 años y seis meses de prisión.

– El empresario Claudio Cirigliano fue condenado a 9 años, siendo la más alta. La Cámara le fijó en 7 años de prisión.

– Al maquinista Marcos Antonio Córdoba, condenado en diciembre de 2015 a 3 años y 6 meses, se lo modificaron levemente por 3 años y 3 meses de prisión.

– Marcelo Alberto Calderón y Jorge Álvarez, ambos de TBA, habían sido condenados a 8 años de prisión y la Cámara les fijó una pena de 6 años.

– Carlo Michele Ferrari, Carlos Pont y Jorge Alberto De los Reyes, de TBA, les quedó una pena de 5 años.

– Víctor Astrella, Laura Ballestero, Guillermo Antonio D’Abenigno, Francisco Pafumi y Antonio Suárez, de TBA, les rebajaron la pena de 5 años de prisión a 4.

– A Sergio Tempone, que había sido condenado a 7 años, finalmente le impusieron 5 años.

– Roque Cirigliano, también de TBA, había sido condenado a 5 años y se le impuso 3 años y 6 meses.

– Pedro Roque Raineri, Oscar Gariboglio, Alejandro Lopardo y José Doce Portas, habían sido condenados a 4 años de prisión pero la pena quedó finalmente en 3 años.

– Daniel Guido Lodola, quien había sido condenado a 3 años de prisión de ejecución condicional resultó absuelto por el fallo de Casación.

La reciente decisión de Casación surge días antes del fallo que espera el ex ministro de planificación Julio de Vido para que se defina si es condenado o absuelto por su participación en la tragedia ferroviaria que provocó 52 muertes.

Seguir leyendo: La Justicia confirmó las condenas por la Tragedia de Once: Schiavi y Cirigliano, a punto de ir a la cárcel con Jaime