En las primeras horas de este lunes 1º de octubre un joven de 24 años llegó sin vida al hospital Cullen, proveniente de una de las manzanas del distrito costero Alto Verde.

Según pudo averiguar Sin Mordaza, el joven cuyo nombre era Nahuel, recibió tres impactos de bala que provocaron su deceso prácticamente en el acto. Aunque fue llevado al nosocomio de la capital santafesina, arribó ya sin vida.

Con este caso, se trata del homicidio número 66 en lo que va de 2018 en la capital de la provincia.