Barcelona igualó 1-1 ante el Athletic de Bilbao, en el Camp Nou, y sumó su tercer encuentro consecutivo sin triunfos en La Liga. Óscar de Marcos, a los 41 minutos del primer tiempo, abrió el marcador para el conjunto de Eduardo Berizzo, mientras que Munir El Haddadi, a los 39 del complemento, estampó el empate definitivo.

La apertura del marcador llegó sobre el final de la primera mitad, gracias a una distracción de la defensa Culé. Markel Susaeta, desde el vértice izquierdo del área grande y con mucho tiempo, le colocó una gran asistencia a de Marcos, que punteó la pelota y la mandó al fondo del arco.

Barcelona tuvo que trabajar mucho para conseguir la igualdad, que recién se dio a falta de seis minutos para el final. Lionel Messi, que comenzó el encuentro en el banco de los suplentes e ingresó a los nueve minutos del complemento, hizo una buena jugada por izquierda y, después de un remate al arco que rebotó en un defensor, asistió a Munir, quien la empujó para igualar el encuentro.

Con este empate, el Blaugrana puede perder la punta de La Liga, ya que si Real Madrid le gana al Atlético del Cholo Simeone, llegará a las 16 unidades, dos más que el equipo de Messi.