Juan Sarasola tiene la vista fija en el presupuesto del fin de año.

La mañana del viernes comenzó agitada. Antes de comenzar la jornada laboral hubo una asamblea realizada por el Gremio de los Municipales para comunicarles a los trabajadores, el modo en el que el Ejecutivo tiene pensado abonar la cláusula gatillo.

En medio de los festejos por el 111 aniversario de la declaratoria de Casilda como ciudad, Juan Sarasola debió reflexionar cómo gestiona este momento. En diálogo con Radio Casilda, expresó su preocupación. “Es un panorama complicado para todos los municipios y comunas. Cuando se firmó el acuerdo paritario en marzo, hablamos de una inversión que en el peor de los casos llegaba al 25%, el tema es que todas las variables volaron por los aires. Nos vamos a tener que hacer cargo de un incremento de la masa salarial de un 50% cuando la coparticipación es igual a la de siempre”, sostuvo el Intendente.

Sarasola aseguró que están haciendo todas las gestiones posibles para afrontar la situación pero a la vez, avisora un fin de año complejo.