Limpieza de desagües en la ciudad
El secretario de Obras Públicas de Esperanza, destacó el trabajo que se realiza para mantener “el alto estándar de escurrimiento del agua”.

 

“Trabajamos incansablemente en la limpieza y saneamiento en desagües, bocas de tormentas y canales interiores con el claro objetivo de mantener el alto estándar que se logró en el escurrimiento del agua. En este contexto es que hace ya cuatro días trabajamos con un camión desobstructor que permite limpiar en profundidad”, destacó el funcionario.

Desagües a limpiar con desobstructor

En el centro de la ciudad:

Gálvez entre Gral. Paz y Janssen (400 metros)

Gálvez entre Crespo y Gral. Paz (200 metros)

9 de Julio entre Moreno y Gral. Paz (100 metros)

Gral. Paz entre Gálvez y López y Planes (100 metros)

Güemes entre Gral. Paz y Moreno

Gral. Paz de Gálvez a Castelli

Cruce de Bocas de Tormenta entre López y Planes y Moreno

Desagüe calle Avellaneda y Saavedra (100 metros) y conexiones a bocas de tormenta

Peña entre Berutti y Pueyrredón

Donnet entre Rivadavia y San Martín

Belgrano entre Laprida y Donnet

En Ruta 70

Desagüe frente al Súper Mayo, Ruta 70 entre Moreno y Rivadavia

Ruta 70 entre Rohmang y 1º de Mayo

Ruta 70 entre Belgrano y 1º de Mayo

Ruta 70 entre Brown y Schneider

Barrio Norte

Moreno entre Oroño y Gabarret

Almafuerte entre Moreno y Rivadavia

Desagüe calle Sarmiento entre French y Almafuerte (100 metros)

Desagüe Simón de Iriondo entre Colon y Almafuerte

Barrio Sur

Pringles

Brown entre Pringles y Las Heras

Conexiones bocas de tormenta a Desagüe San Martín en calle Balcarce

Soler entre Sarmiento y San Martín (100 metros)

Laprida entre Pte. Perón y Rivadavia (120 metros)

Solidaridad

Para evitar la acumulación de residuos en la vía pública, desde el Gobierno de la Ciudad se solicita a los vecinos sacar los residuos en los horarios establecidos y en los días dispuestos en el nuevo cronograma de recolección diferenciada.

Consultado por cómo afecta la crisis a las tareas del día a día, Franconi aseguró: “Desde la administración Meiners hacemos esfuerzos increíbles para sostener el ritmo de obras, es cierto que los precios dolarizados, sumado a una inflación incontrolable no son las variables que esperábamos y esto son palos en la rueda para que los esperancinos mantengamos un ritmo de obras previsto, pero hay que decir que gracias a una administración profesional y austera logramos superar mejor que otras ciudades esta crítica situación”.