La insólita situación ocurrió en Colombia y terminó como una gran escándalo en la calle.

 

Parece una película cómica, pero no lo es. Una mujer en Barranquilla (Colombia) pidió un Uber junto a su amante para ir a un hotel. Lo curioso fue cuando descubrieron que el chofer era el marido de quien solicitó el auto.

Según el diario colombiano el Espectador, la pareja de amantes cheuqearon que no conocían al conductor del vehículo antes de solicitarlo con la aplicación, pero resultó que el esposo de la mujerhabía pedido prestado ese auto para trabajar.

De acuerdo a la noticia del diario, al reconocerse marido y mujer quedaron atónitos y todo terminó con un escándalo en la vía pública. habrían iniciado un escándalo en vía pública.