Horacio Rosatti
El ministro de la Corte iba a presentarse este viernes, pero desistió. El jueves pasó lo mismo con Carlos Rosenkrantz, que asume el lunes la presidencia de la Corte Suprema.

 

Este viernes el ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Horacio Rosatti, iba a disertar en el Congreso de Derecho Argentino, pero tal como le sucedió el día anterior a su par Carlos Rosenkrantz, fue repudiado por organismos de derechos humanos y desistió de presentarse en público.

El evento, que fue organizado la Secretaría de Posgrado, el Centro de Estudiantes de Derecho y Ciencias Sociales (CEDyCS) y el Cuerpo de Graduados de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales (FCJS), tenía como máximas figuras a Rosenkrantz, quien asumirá la presidencia de la Corte este lunes, y a Rosatti.

El Foro contra la Impunidad y por la Justicia convocó, tanto el jueves como el viernes, para repudiar la presencia de los supremos Rosenkrantz y Rosatti. Luis Larpín, integrante del Foro dijo: “Ellos fueron dos de los tres que votaron el vergonzoso fallo del dos por uno del año pasado (para beneficiar a represores presos aún sin condena). Y fueron estos dos los que entraron por decreto a la Corte y que después del papelón que generaron hicieron el trámite institucional normal”.

“En el caso de Rosatti –aclaró– nosotros estamos difundiendo un volante a los estudiantes donde les explicamos por qué Rosatti es una vergüenza para la Universidad del Litoral. Porque cumplió esa función en la Corte (fallar a favor del dos por uno) y está como titular de la maestría en Derechos Humanos de la Universidad Nacional del Litoral“.

Luego añadió: “Un abogado, miembro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, máximo tribunal del país, que dé ese fallo del dos por uno liberando a los genocidas no puede ser titular de una cátedra de derechos humanos en un país donde la lucha por los derechos humanos y todo lo que hemos conquistado y defendemos cada día es una de las banderas que nos identifica internacionalmente. En el mundo se nos reconoce por la lucha por los derechos humanos que no es de un sector, ni de un partido, ni de un gobierno, si no de toda la sociedad”.

“Este juez supremo –dijo en referencia a Rosatti– tiró por la borda todo eso y no puede ser una figura a la que se la ensalce en un ámbito universitario. Además recordamos una cosa muy importante y es que el año pasado el consejo superior de la Universidad Nacional del Litoral por unanimidad votó el repudio al dos por uno”.

“En aquella oportunidad nosotros les dijimos que estábamos de acuerdo y les pedimos que ese profesional, docente de esta casa, no sea titular de una maestría en derechos humanos. Eso es lo que estamos explicando hoy. No vamos a intervenir en el interior de la facultad, si no que les estamos explicando esto a los estudiantes“, argumentó Larpín mientras se manifestaron en la puerta de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales.