Así se reveló en la apertura de sobres de este viernes. Desde el gobierno provincial restan importancia al hecho y apuestan a la pavimentación completa del corredor.

Siete empresas se presentaron a la apertura de sobres para la tercera etapa de pavimentación de la autopista Rosario- Santa Fe, en una jornada que fue positivamente valorada por el gobierno provincial.

Es una licitación muy importante y una de las más grandes que hemos llevado adelante en materia vial“, dijo en la ocasión el vicegobernador Carlos Fascendini, y destacó que se trata del tramo más largo del corredor, con casi 70 kilómetros de obras.

El presupuesto oficial ronda los 960 millones de pesos. Las firmas presentadas y sus correspondientes ofertas fueron:

1) Pose S.A.: $957 millones.
2) Rovial S.A.: $969 millones.
3) UTE formada por José Eleuterio Pitón, Laromet e Inar Vial S.A.: $979 millones.
4) Néstor Julio Guerechet S.A.: $1.009 millones.
5) Edeca S.A.: $1.112 millones.
6) Rava S.A. de Construcciones: $1.182 millones
7) Luis Losi S.A.: $1.197 millones.

La sorpresa llegó luego de conocidas las propuestas, cuando se supo que de las siete empresas, cinco están nombradas en los llamados “cuadernos de las coimas” o “cuadernos K”Son Rovial (2), Edeca (5) y Guerechet (4) de Santa Fe; más Pitón (3) y Losi (7) de Entre Ríos. 

Consultado por el tema, el ministro de Infraestructura y Transporte José Garibay intentó restarle importancia ante la prensa.
“Es un problema de la justicia que lo tendrá que resolver en el fuero federal. Nosotros no hacemos ninguna valoración de sus ofertas (en función de eso). Para nosotros están en el nivel competitivo como cualquier empresa no mencionada (en los cuadernos)”, dijo.

“No se valora ese aspecto sino los antecedentes técnicos, la capacidad de contratación y la oferta económica”, reafirmó.

No obstante, Garibay aclaró que en Santa Fe ya fue modificado el sistema de contratación para obras públicas y que desde la llegada de gobiernos socialistas no ha habido dudas sobre el sistema de adjudicación.