La venta vehículos se desplomó en Rosario. Según un informe elaborado por la Municipalidad de Rosario, el sector automotriz en general viene sufriendo serias dificultades, siendo la actividad económica que peor la pasa en la ciudad.

Según el Indicador Mensual de Facturación, que acaba de estrenar la Secretaria de Producción, Empleo e Innovación (y que difundirá todos los meses), en la comparación interanual del mes de julio la facturación en Rosario creció un 1,9%. No obstante, la tendencia, según las proyecciones, empieza a declinar en agosto, donde los números preliminares arrojan un resultado negativo de – 0,68%.

“Si uno observa el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que elabora el Indec, la curva de crecimiento se empieza a quebrar en abril (…) En Rosario, la baja tardó un poco más en llegar, pero ya se está viendo”, explicó Germán Giro, Secretario de Producción del Municipio.

Según los números del informe, dentro del rubro “Industria Manufacturera”, la actividad que más sufrió hasta julio es “Vehículos y equipo de transporte”, con una caída del 29,2% interanual; mientras que en “Comercio”, el más golpeado fue “Venta, mantenimiento y reparación de vehículos”, que cayó un 17,8% comparado con el mismo mes del año pasado. Ambos indicadores muestran el fuerte impacto sobre el sector automotriz.

El otro lado de la moneda lo muestran la fabricación de “Metales, productos de metal y maquinaria”, que subió un 15,6%; y la “Intermediación financiera y servicios de seguros”, que escaló un 9,8%. Ambas actividades no solo muestran buenas cifras interanuales, sino que son las que han mostrado mejor rendimiento en lo que va del año, junto con la construcción (que creció un 13,9% hasta julio).