El concejal de la ciudad de Santa Fe Carlos Pereira (Cambiemos) habló por Cadena Oh! sobre la preocupación que generan las demoras en la obra de Gasoducto de la Costa. “Desde Provincia prometieron celeridad, pero el proyecto lleva dos años de demoras y no hay perspectivas de rápida concreción”, indicó.

El Concejo Municipal dio sanción a un proyecto de autoría del Bloque Cambiemos (Carlos Pereira, Carlos Suárez, Rossana Ingaramo y Luciana Ceresola), donde se convoca a autoridades de ENERFE o de la Secretaría de Energía de la Provincia para que den a conocer cómo y en qué tiempos se van a subsanar los errores del proyecto que fueron marcados por el ENARGAS.

“El ENARGAS le dice a la provincia que el proyecto está mal, que tienen que presentar otro porque es inviable técnicamente hablando”, dijo Pereira en el aire de Cadena Oh!

En este sentido, el concejal indicó que “queremos hablar con funcionarios provinciales porque vemos que este tema se está llevando adelante con bastante impericia y con mucha dilación en los tiempos”. Recordemos que en 2016, la Legislatura de la Provincia autorizaba un empréstito por un total de 500 millones de dólares, que habilitó la realización de diversas obras en todo el territorio provincial, entre ellas el Gasoducto de la Costa, para llevar la red de gas natural a Colastiné y otras ciudades lindantes a la Ruta 1 (Rincón, Arroyo Leyes y Santa Rosa de Calchines).

“ENERFE, que es la empresa que va a prestar gas a la provincia de Santa Fe, nos está usando como conejillos de India, porque es una empresa que no tiene empleados y no está operando absolutamente nada, y eso se nota”, dijo Pereira.

En Febrero de 2017 se llevó adelante una reunión convocada por el entonces Senador Emilio Jatón con el intendente de Santa Fe, y los Presidentes Comunales de Rincón, Arroyo Leyes y Santa Rosa de Calchines. Allí funcionarios provinciales y el propio Jatón prometieron que en pocos meses la obra iba a estar en marcha; “ya pasaron 20 meses de esa reunión y esto va para largo, lamentablemente”, expresó el Concejal Carlos Pereira en el Cadena Oh!.

“No hay que mentirle a los vecinos, si se le quiere sacar la concesión a Litoral Gas puede llevar años y provincia dijo que iba a resolver todo y hoy estamos como estamos. Si no fuera por la presión de los vecinos y del municipio de Santa Fe, este tema hoy no estaría expuesto”, señaló Pereira.

Leer más: Declararon inviable el proyecto del gasoducto para la Costa

Consultado sobre cuáles son los puntos principales del rechazo de ENARGAS al proyecto, Pereira indicó que “los funcionarios vinculados con el gobierno socialista cuentan las cosas a medias y después pasan estas cosas”. En este sentido, el edil explicó que “el gasoducto iba a arrancar desde la plaza Pueyrredón, en la ciudad de Santa Fe e iba a llegar hasta Santa Rosa de Calchines. Ahora tiene que arrancar desde el Parque Garay, es decir que hay que romper media ciudad más, y es muy complicado y realizar este proyecto llevaría meses. Luego tiene que ser aprobado por Litoral Gas y ENERFE, proceso que también lleva su tiempo”.

Además, Pereira hizo hincapié en alertar que “se le está sacando la concesión a Litoral Gas y puede ir a la Justicia y si lo hace, la obra va a demorar años y eso no se le dice a los vecinos”.

Asimismo, Pereira recordó que José Corral ya había alertado que el camino elegido por la Provincia iba a ser largo y tedioso, y no garantizaba la concreción de la obra. En efecto, la pretensión de la Provincia de ser operadora del sistema, implicaba quitarle la concesión sobre esta zona a Litoral Gas, y ello no es una cuestión que pueda resolverse jurídicamente en forma rápida. En aquella oportunidad el propio Intendente manifestó: “comienza la chacarera del expediente”  y el paso del tiempo parece haberle dado la razón.

“En tanto, los funcionarios de provincia, incluso el mismo concejal Emilio Jatón, quién pertenece al arco político de provincia, señalan que se va a resolver rápido y no se puede porque no están dadas las condiciones”, dijo Pereira.

Sobre los números de la obra, Carlos Pereira indicó que “el mismo ENARGAS manifestó que esta operación va a significar una pérdida de 400 millones de pesos para la provincia, es decir, como provincia quiere operar esta obra, los primeros 10 años va a pérdida. Y a esto hay que decirlo porque es lindo que el Estado se haga cargo de los serevicios pero es plata que no va a otra obra necesaria en educación o salud, solo por el capricho de tener una empresa de gas que nadie sabe bien para qué sirve porque no va a cobrar más barato el precio del gas, como tampoco la EPE cobra más barata la tarifa de energía”.

 

Escuchá la nota completa: