Juan Manuel Andrade

Entre los rubros controlados están las operaciones con inmuebles a partir de los 6 millones de pesos, la venta de autos, entidades de préstamos personales y financieros, y locales comerciales con más de 400 mts 2. No afecta a fondos genuinos.

En la práctica significa que habrá dependencias municipales, que antes de la habilitación y/o renovación de permiso municipal, solicitarán información adicional sobre el origen de los fondos de las inversiones propuestas. Las áreas que pedirán explicaciones, si el caso amerita, serán las direcciones de Habilitación de Comercios, Derecho Registro de Inspección  y la Secretaría de Obras.

En un plazo no mayor a 120 días, el Ejecutivo municipal deberá reglamentar  el funcionamiento del sistema de control.

“Es una herramienta más que no constituye ningún obstáculo para las inversiones que provienen de fondos lícitos. Para los proyectos genuinos no tendrá ningún efecto”, tranquilizó el concejal y autor de la iniciativa, Juan Manuel Andrade, de Cambiemos.

La verdadera cara de la historia

Si bien para algunos sectores,  el impacto de la ordenanza puede generar algún ruido, el impacto es profundo, porque el final del delito siempre termina siendo el dinero, y la creación de ese dinero esconde muchas realidades, puede ser el narcotráfico, de organizaciones que se dediquen a la venta de  artefactos y/o repuestos robados, de casos de corrupción, entre otros supuestos; el lavado del dinero es la cara amigable del narcotráfico, porque no se ve lo que es la corrupción para que esas sustancias lleguen a nuestros jóvenes; en la operación de blanqueo lo que se ve es la gran inversión,  una maqueta de un negocio que esconde otras realidades” describió el concejal Andrade.

Además, dijo que la opinión pública se moviliza con la noticias sobre violencia pero en principio no corre el mismo asombro con el lavado. “hasta que ve en que su barrio una o dos personas pusieron un local comercial de un determinado rubro, y de un día para el otro, los dueños o gerentes cambiaron el auto 3 veces, en un año y compraron 3 casas en el mismo periodo, es recién ahí cuando se empieza a prestar atención”, enfatizó.

Para Andrade: el objetivo final del narcodelito y otros ilícitos, es ganar plata,  “Si el dinero que obtienen no lo pueden inyectar en el mercado, no cierran el circuito del negocio. Ahí está la clave y por eso el objetivo es comenzar a darles golpes económicos. Ir contra sus ganancias los debilitará”  Y dijo que es en ese aspecto donde, hasta el momento, no se realizaban controles.

Según Andrade: “en la provincia de Santa Fe el narcotráfico creció notablemente en los últimos años, entonces porque no protegernos de las consecuencias de tales delitos y evitar que nuestra ciudad sea una plaza sencilla para el lavado de activos, impulsar el control en las habilitaciones que se tramiten ante la Municipalidad implica un paso más allá, a partir de la convicción de que a los que andan en negocios ilícitos, no sólo se los combate con fuerzas federales sino que es necesario evitar las inversiones que puedan provenir de esas actividades”, concluyó Juan Manuel Andrade, presidente del bloque Cambiemos y autor de la ordenanza aprobada por unanimidad en el Concejo de Reconquista.