En Salta se trataba el Presupuesto 2019 cuando el mensaje de WhatsApp sorprendió a todos. El ministro de Economía de la provincia y el jefe de Gabinete tuvieron que interrumpir su discurso.

 

En la Cámara de Diputados de Salta se dio a conocer este miércoles el informe económico correspondiente al Presupuesto 2019. Sin embargo, la exposición de los ministros se vio interrumpida de forma inesperada: a uno de los diputados en el recinto le llegó un audio por WhatsApp, lo reprodujo en altavoz y toda la sala empezó a las carcajadas.

Emiliano Estrada y Fernando Yarade tenían la palabra al momento del inesperado e incómodo momento en el que empezó a reproducirse el audio. El ministro de Economía de la provincia y el jefe de Gabinete estaban dando detalles del proyecto presupuestario hasta que una notificación de WhatsApp sonó de manera inoportuna.

Segundos después, uno de los diputados presentes reprodujo el audio que le había llegado, pero se trataba de una clásica broma viral. En todo el recinto se escuchó el gemido de una mujer, que simulaba estar en plena práctica de un acto sexual. La situación quedó grabada y fue difundida por La Gaceta.

Aún entre risas los funcionarios intentaron seguir adelante con su discurso, hasta que Estrada se terminó de tentar, se tapó la cara con sus manos y finalmente interrumpió por unos segundos su palabra. El ministro logró volver a la calma y continuó con la exposición.

Después de las risas, el discurso

El Ministro Fernando Yarade comenzó su discurso aclarando que durante la gestión se tuvieron que tomar decisiones económicas con contenido político ante la situación actual del país.

“Las restricciones en el Fondo Solidario, la quita del Subsidio de Transporte y la adhesión al Pacto Fiscal atentan contra nuestra tarea en lo que respecta a lo social, la salud, la educación, etc., ya que las últimas noticias que recibimos fueron muy malas, porque se redujeron los ingresos con los que contamos”, dijo el Ministro.

Yarade además explicó que la Provincia disminuyó su stock de deuda en más de 18 millones de dólares y 1600 millones de pesos en lo que va del año. Estos números son el resultado de la estrategia financiera adoptada por Salta, consistente en desarmar el instrumento de colocación de letras, utilizar el pago al vencimiento de los cheques diferidos emitidos hasta noviembre de 2017 y realizar los pagos en efectivo de los servicios de deuda por el Plan Bicentenario.