Cambió el chip. Tras la decisión de la postergación del encuentro frente a San Martín de San Juan por la Superliga, el plantel profesional de Central trabajó este jueves en el predio de Arroyo Seco y no en el Gigante como estaba previsto.

Rápidamente Edgardo Bauza tuvo que cambiar el chip y comenzar a trabajar pensando en Almagro, rival al que enfrentará el próximo miércoles por octavos de final de Copa Argentina en el Estadio “15 de abril” de la ciudad de Santa Fe.

En primer lugar, el grupo realizó una serie de trabajos tácticos. Minutos más tardes, se realizaron tareas de definición y luego el plantel se dividió en dos grupos para realizar un fútbol táctico en espacios reducidos.

El equipo de remeras amarillas estuvo integrado por: Ayala; Barbieri, Parot, Lioi, Ortigoza, Camacho, Fernández, Lovera y Herrera. Por el lado de los que usaron pecheras azules estuvieron: Ledesma; Bettini, Caruzzo, E. Gómez, Chamorro, Arismendi, Pereyra, Carrizo y Ruben.

Leonardo Gil entrenó de manera diferenciada por una contusión en el cuádriceps derecho. Hoy volverá a entrenar a la par de sus compañeros. Fernando Zampedri, por su parte, trabajó en el gimnasio por una inflamación en el tobillo, pero no tendrá problemas para llegar al encuentro del miércoles.