El gobernador de Salta manifestó: “Trabajo para que eso sea posible porque el peronismo solo no alcanza” a ganar las presidenciales de 2019.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, le hizo un guiño a su colega de Santa Fe, Miguel Lifschitz, para ser aliados políticos en las elecciones del año próximo en un frente al que definió como “una alternativa al macrismo y al kirchnerismo”.

“No solo puede ser. A mí me gustaría que así sea. Si puede ser o no, no lo puedo decir ahora. Pero trabajo para que eso sea posible porque creo que con el peronismo, y soy peronista, no alcanza (para vencer en 2019)”, afirmó el mandatario norteño de visita en Rosario para participar en el Congreso de la Soja.

Urtubey fue consultado sobre la posibilidad de establecer una alianza con Lifschitz de cara a los comicios presidenciales del año próximo.

“El macrismo y el kirchnerismo son dos sectores que se retroalimentan sistemáticamente en esa pelea. Eso les permite sostener posiciones de poder a ambos”

“Más de la mitad de los argentinos se hartó de la pelea entre el macrismo y el kirchnerismo. Queremos construir una alternativa superadora. Si logramos administrar los disensos, porque no todos pensamos igual, y canalizar en una expresión política común esa enorme vocación de una instancia superadora podemos hacer algo supercompetitivo y podemos ganar el gobierno el año que viene”, expresó el mandatario norteño quien ya hace tiempo admitió su intención de lanzarse como candidato a presidente.

Urtubey admitió que la construcción de un espacio político de esas característicos “cuesta muchísimo hacerlo. Habrá que trabajar. Pensamos este espacio no desde la lógica de una cuestión sectaria, sino para expresar algo diferente. Si uno pretende engañar a la sociedad le irá mal”.

“El macrismo y el kirchnerismo son dos sectores que se retroalimentan sistemáticamente en esa pelea. Eso les permite sostener posiciones de poder a ambos. Pero la insatisfacción de la sociedad argentina con este gobierno y la enorme valoración negativa de lo que pasó en el anterior, terminan poniéndolos en un lugar en el que la mayoría de los argentinos no quiere saber nada con ninguno de los dos”, añadió. “Dependerá de nosotros tener la madurez necesaria para ofrecer esa alternativa”, agregó.