¿Vuelven los placeros? Un concejal pide que se cumpla la ordenanza vigente

Marcelo Ponce le pidió al municipio que aplique la figura del Placero, aprobada por Ordenanza.

Plaza del soldado

Marcelo Ponce le pidió al municipio que aplique la figura del Placero, aprobada por Ordenanza. “Que los espacios públicos sean limpios, confortables y seguros para todos forma parte del trabajo a cargo del Placero” afirmó el concejal.

El concejal Marcelo Ponce

Los espacios públicos son lugares de recreación y de esparcimiento para niños, jóvenes y adultos; imprescindibles para el encuentro de todos los santafesinos, así como una referencia para el intercambio, la vida colectiva y la identidad ciudadana. “En este sentido consideramos vital la puesta en funciones de la figura del “Placero”, que fuera aprobada por Ordenanza en el año 2004, pero que actualmente no se encuentra presente en nuestras plazas” explicó Marcelo Ponce.

“La existencia de un Placero daría a los vecinos una referencia en el cumplimiento de funciones de cuidado en cuanto a mantenimiento y seguridad de los espacios verdes, plazas y parques que existen en los distintos barrios y que pertenecen a la ciudad” agregó el concejal autor de la iniciativa.

Dentro de una agenda de trabajo que promueve incentivar los hábitos de convivencia, tolerancia y construcción de ciudadanía y que tienen como escenario principal a los espacios que son de todos, el trabajo del concejal Ponce destaca la necesidad de enriquecer las prácticas urbanas y aumentar la participación de los ciudadanos y su interés para las cuestiones comunitarias.

Una ciudad con plazas, parques y espacios sujetos al vandalismo, la inseguridad, el abandono o apropiados por ciertos grupos aislados, no contribuyen al encuentro casual de los vecinos y a la posibilidad de que se vinculen apropiándose de los lugares e identificándose con ellos de manera sana y segura. “Esto nos lleva a considerar la importancia de la restitución del Placero como cuidador de los espacios verdes de dominio municipal. Es cierto que en algunas plazas empezó a aplicarse la figura, pero esto es reciente y entendemos que el camino es generar un protocolo de implementación para que todos los espacios públicos, en particular los del norte, que no cuentan con la presencia de un placero” destacó Ponce. “Además, hay que resaltar que si hay un cuidado constante del espacio y de los objetos, no habrá que hacer entonces gastos adicionales para refaccionar aquello que está en malas condiciones”.

A su vez, el proyecto prevé la conformación de un plantel de placeros, haciendo hincapié en que los mismos estén en contacto entre sí, de modo que puedan intercambiar sus experiencias cotidianas y hacer planteos de abordaje común. “Estas personas, además, deberán estar capacitadas para preservar el patrimonio natural y cultural de los espacios sumando a la seguridad de quienes concurran -detalló el concejal. Sobre todo por la variedad de cuestiones a tratar que se les asigna con su función, que va desde la limpieza y mantenimiento, hasta el control de las relaciones entre las personas en el espacio público”.

Mejorar los espacios públicos

En relación con un trabajo que viene realizando el equipo de trabajo de Ponce, junto a Leandro González, consideran este proyecto una oportunidad más para reforzar la necesidad que tiene Santa Fe de abordar una revitalización urbana, emprendida con una concepción abierta, diversa y participativa así como pensada junto al vecino y siendo resultado de un proceso social.

Ejemplos de esto último son los diversos proyectos de abordaje y renovación de los espacios públicos que han presentado, como lo son las revitalizaciones de las avenidas Freyre y Galicia, así como la creación del Paseo del Sur en la zona del ISEF, y el conocido “Parque del Encuentro” en barrio Las Flores II.