Impulsado por la Administración Nacional de Aviación Civil, se realizó un operativo que permitió chequear cómo funcionan los protocolos ante una eventual situación de emergencia. La tarea no afectó los vuelos programados.

Este miércoles se realizó un simulacro de accidente aéreo en el Aeropuerto Internacional Islas Malvinas. La actividad, que se lleva a cabo cada dos años, es promovida por la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) y tiene por objetivo poner a prueba los protocolos de acción ante una probable situación de emergencia. En este caso se efectuó con la aeroestación en funcionamiento.

Según explicó la vocera del Aeropuerto, Cecilia Gabenara Boero, en diálogo con el periodista Juan Pedro Aleart (El Tres), participaron del operativo más de 300 personas: personal del Sies, el Sistema de Emergencia y Trauma de la provincia, Protección Civil, ambulancias, bomberos aeronáuticos, bomberos zapadores y actores que representaron el rol de los supuestos pasajeros heridos.

En el simulacro intervinieron dos aeronaves: una que supuestamente provenía de Uruguay, con 17 pasajeros y dos tripulantes y se declaraba en emergencia cinco minutos antes de aterrizar; y otra con 60 pasajeros a bordo que aguardaba detenida para ingresar a la pista. En el presunto aterrizaje de emergencia, la aeronave uruguaya impactaba contra la que estaba en tierra y a partir de entonces, se desataba el protocolo de emergencia.

 

Desde el Aeropuerto destacaron que se hace necesario mantener ágiles los mencionados protocolos, dado el crecimiento que registra la aeroestación de Fisherton.

“El balance fue muy positivo, pero tenemos evaluaciones que tenemos que realizar hacia adentro para ajustar los protocolos y mejorar. Queremos estar muy exigidos y muy al día con los protocolos de seguridad operacional, por eso nos animamos a hacer un simulacro con el aeropuerto abierto. Inédito para nosotros”, dijo en diálogo con Agustina Pugliese (Radio 2), la jefa del Aeropuerto Internacional de Rosario “Islas Malvinas”, Vanesa Laferriere.