Desde hace varios días Cartagena y Barranquilla se vio pintado de Rojo y Negro con la presencia de los hinchas de Colón que fueron arribando a la ciudad a la espera del partido ante Junior.

Por tierra o por aire, con amigos o en familia, los hinchas aguardaron el día y la hora para alentar al equipo que perdió 1 a 0 en la ida de la Sudamericana.