Como parte de algunas de las iniciativas que lleva adelante el club, en esta ocasión el plantel compartió movimientos que quizás no estaban planeados y que le sacaron más de una sonrisa a todos los presentes. Quizás los referentes fueron los que tuvieron la voz cantante, pero a decir verdad ninguno se quería perder poder compartir con estos chicos una práctica muy distendida.

El club retrató cómo se vivió todo en sus diferentes cuentas de redes sociales, incluso con un video con una clase de remate y arenga. Algo que le vino muy bien a los esperancinos, que se llevaron un grato e inmaculado recuerdo.