La Municipalidad de Rafaela continúa trabajando para atenuar la problemática que causa la superpoblación de aves en algunos sectores de nuestra ciudad. Se emprendió un plan de trabajo que busca diversas alternativas de manejo de la conducta de los pájaros que no perjudiquen la salud de las personas ni vayan en contra de la protección de las especies.
Debido a los reiterados reclamos de los vecinos y el gran deterioro que han sufrido algunos espacios públicos de nuestra ciudad, se comenzó con un trabajo especial a cargo de un equipo profesional de cetrería para controlar la problemática que causan las aves. Una alternativa ecológica autorizada para realizar en nuestra ciudad a través de entes provinciales (fauna y medio ambiente).
Luego de estas aplicaciones se volverá a realizar un relevamiento para evaluar la eficacia del método. El mismo consiste en la utilización de técnicas de dispersión visual y modificación de parámetros conductuales de comportamiento altamente eficaces.
Una de las metodologías principales del programa consiste en la utilización de aves de presa que a través de un entrenamiento específico y riguroso de las mismas, se logra que los pájaros ya entrenados vuelen sobre las zonas de afección de las aves y al realizarlo en forma periódica, se establecerá una actitud inmediata de huida de las aves plaga ante una reacción natural e instintiva al reconocer a los halcones como sus enemigos naturales.
Paulatinamente las aves plagas comenzarán a considerar a esa zona como coto de caza de sus predadores naturales, creando en ellas un cambio de conducta, tomando una actitud de migración hacia zonas alejadas y más seguras. Además, se complementan con otros métodos como luces, láser y ondas de sonido.
Cabe destacar que el municipio concreta aplicaciones cada 15 días de un repelente con método de aspersión. El producto es inocuo y aprobado por SENASA. Sumado a los trabajos que se realizan de intervención del arbolado y limpieza con equipos y productos especiales donde hay sectores muy afectados por heces/excrementos de las aves.
Por último, profesionales del INTA Rafaela que están trabajando en conjunto con el municipio, llevaron a cabo un relevamiento de especies de árboles y aves que visitan y se asientan en la plaza central; en los cuatro bulevares que nacen desde el punto céntrico (bulevar Santa Fe hasta Río de Janeiro; bulevar Lehmann hasta Brasil; bulevar Roca hasta Ruta Nacional 34 y bulevar Yrigoyen hasta Fanti); y algunas calles que han sido catalogadas “problemáticas” como Alvear, y en particular se prestará especial atención a la manzana donde se encuentran ubicadas la Escuela Alberdi y el edificio de Tribunales. Ellos acompañan la puesta en marcha de este nuevo plan.