Cardozo: "La preocupación tiene que ver con que ya hay tres violaciones de clausura”.

Crece la preocupación de padres y madres de los alumnos de la escuela Arrayanes de Sarmiento al 2100 por el depósito de combustible lindero. Este año fue clausurado tres veces pero ante las reiteradas violaciones a la medida dispuesta por Municipalidad, el caso quedó en manos de la Justicia penal.

“No estamos en contra del privado, la preocupación tiene que ver con que ya hay tres violaciones de clausura”, alertó Blas Cardozo, uno de los padres, en contacto con Radiópolis, el programa que conduce Roberto Caferra por Radio 2.

La semana pasada, otro papá filmó cómo se violó la clausura y una de las personas grabadas le pegó una trompada al final del video.

Fuentes de la secretaría de Control precisaron que en lo que va del año el lugar violó tres veces la clausura y en consecuencia, la Municipalidad realizó cada vez la denuncia penal correspondiente. La última clausura fue el jueves 13 de septiembre; y a la semana siguiente los agentes de Control constataron la tercera violación.

El predio en cuestión sólo cuenta con una habilitación para una oficina comercial pero no para el depósito.

El caso quedó ahora en manos del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Cardozo contó que desde el aula de su hija se puede ver cómo maniobran los vehículos en un espacio reducido.