Agentes del Grupo de Operaciones Complejas fueron atacados a los tiros cuando irrumpieron en una vivienda por un hecho de amenazas calificadas. Uno de ellos se encuentra internado con pronóstico reservado y otro con una herida de bala en una pierna. El propietario recibió un disparo en una pierna y en el abdomen y fue trasladado a Rosario con custodia.

Tres personas resultaron baleadas en medio de un allanamiento realizado por la Policía en la ciudad de San Lorenzo. Dos de los heridos son agentes del Grupo de Operaciones Complejas (GOC), uno de ellos se encuentra internado con pronóstico reservado. El otro es el dueño de la casa a la que fueron a realizar el operativo.

Según informaron fuentes policiales, el hecho tuvo lugar en San Luis al 900, en la vecina localidad. Allí, los policías fueron baleados desde el interior el domicilio que fueron a allanar por un hecho de amenazas calificadas.

Uno de los policías sufrió una herida de arma de fuego en un omóplato y el proyectil dañó un pulmón. Otro balazo en su mano izquierda le hizo perder la falange de un dedo. Fue llevado al Eva Perón, donde se encuentra internado. El otro recibió un disparo en el tobillo derecho y fue trasladado al Granaderos a Caballo de San Lorenzo.

En tanto, el propietario de la vivienda donde irrumpió la fuerza de seguridad fue reducido y recibió un tiro en una pierna y otro en el abdomen. Fue trasladado a un centro de salud de Rosario con custodia policial.

En la casa allanada se secuestraron una pistola calibre 40, un revólver calibre 32, una escopeta de un caño calibre 16, un trabuco de colección, revólver calibre 22 , una escopeta 12/70 a repetición y gran cantidad de  municiones de distintos calibres.