Juez Bonadío

La declaración de Sergio “Potro” Velásquez, ex piloto del avión presidencial durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, aportó detalles considerados importantes por los investigadores del caso judicial que se inició por las anotaciones del chofer Oscar Centeno.

El 14 de agosto pasado, en su primera declaración, Velásquez explicó que en varios viajes Daniel Muñoz, ex secretario de Néstor Kirchner, llevó valijas con candados en el avión presidencial. Las valijas no iban en la bodega del avión como el resto de la carga, sino que eran acomodadas en la cabina, siempre cerca de Muñoz.

El piloto señaló que Muñoz no permitía que las valijas pasaran por el escáner de control en el Aeroparque y que eran trasladadas a Río Gallegos o El Calafate. También recordó que las maletas subían llenas al avión y cuando las volvía a cargar al Tango para el viaje de vuelta, estaban vacías.

Cerca del final de aquella declaración, el fiscal Carlos Stornelli -según consta en la copia de la indagatoria a la que accedió Infobae a través de fuentes judiciales- le preguntó “si recuerda los nombres de las personas que solían esperar a Daniel Muñoz en los viajes que realizaban desde Buenos Aires hacia Calafate o Río Gallegos, así como también cómo era la mecánica de dichos viajes”.

Velásquez contestó que “las personas que solían esperar a Néstor Kirchner y a Daniel Muñoz en la ciudad de Río Gallegos eran el Sr. Roberto Sosa, el Sr. Daniel Álvarez y otro señor de apellido Copeti. En la ciudad de El Calafate por lo general la persona que los esperaba era el Sr. Ricardo Barreiro, a quien los medios apodaron el ‘jardinero’. En esos viajes aterrizábamos en Río Gallegos, estacionábamos en la plataforma principal al principio y luego se pasó a estacionar en el último hangar perteneciente a la fuerza aérea. Ni bien aterrizábamos, se acercaban automóviles y camionetas, cargaban las valijas que traía Daniel Muñoz, y se retiraban rápidamente del lugar junto con el Sr. Muñoz. Luego de dos horas aproximadamente, volvía un vehículo con el Sr. Muñoz y las valijas, las cuales muchas veces se encontraban vacías, luego se subían dichas valijas al avión y regresábamos para Buenos Aires junto al Sr. Muñoz. Quiero agregar que en ocasiones en que el matrimonio se encontraba en la ciudad de Río Gallegos, el avión ‘Tango 10’ quedaba alojado en el hangar que señalé precedentemente hasta que vuelva a viajar. En los viajes que se realizaban a El Calafate, el sistema era exactamente el mismo, es decir que llegaba Daniel Muñoz con las valijas que eran cargadas en automóviles y camionetas de manera apresurada, y luego de dos horas aproximadamente se volvía el Sr. Muñoz con las valijas a veces vacías, y regresábamos a Buenos Aires”.

A partir de aquel testimonio y de otras pruebas que se sumaron en el expediente, el juez Claudio Bonadio ordenó la detención del ex secretario del matrimonio Kirchner  Daniel Álvarez.  

Daniel Álvarez es uno de los nuevos detenidos de la causa de los cuadernos (Foto: Santa Cruz al Momento)

Daniel Álvarez es uno de los nuevos detenidos de la causa de los cuadernos (Foto: Santa Cruz al Momento)

Bonadio también ordenó la detención de Fabián Gutiérrez, quien fue señalado por el arrepentido ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, como la persona que lo llamó la noche del 13 de junio de 2016 cuando huyó hacia un convento con USD 9 millones en bolsos.

Álvarez y Gutiérrez están detenidos en la delegación Río Gallegos de la Policía Federal.

Fabián Gutiérrez junto a CFK. Quedó salpicado por los dólares de los bolsos de López (Foto: OPI Santa Cruz)

Fabián Gutiérrez junto a CFK. Quedó salpicado por los dólares de los bolsos de López (Foto: OPI Santa Cruz)

En su declaración, López indicó que Gutiérrez había sido quien le pidió que trasladara el dinero a un lugar seguro. Y por eso lo vinculó con Cristina Kirchner. Gutiérrez se presentó con su abogado defensor en la causa y negó la acusación de López.