Una marca de lujo quiere abrir una concesionaria en Rosario. Será un local exclusivo para comercializar vehículos fabricados en la casa matriz que incluirán opciones de customizado que cada cliente elija.

Se trata de la firma italiana Maserati, que luego de abrir su primer local en la ciudad bonaerense de Vicente López, desplegará una estrategia de expansión hacia el interior del país: Rosario, Córdoba, Mendoza, Salta y Neuquén.

La noticia llamó la atención dado el contexto económico y la fuerte devaluación que prácticamente frenó la venta de autos importados. A pesar de estos datos, la marca representada en Argentina por Modena Auto Sport (uno de sus dueños es Cristiano Rattazzi), traerá al país varios modelos, entre los que se cuentan el Levante Q4 (350 hp), el Levante SQ4 (430 hp) y el Quattroporte en sus versiones S (V6, 430hp), SQ4 (V6, 430 hp con tracción integral) y GTS (V8, 550hp.). Además, se podrá optar por el Ghibli (un sedán segmento E) en las versiones S (430 hp) y SQ4 (430 hp, con versión integral), GranTurismo y el GranCabrio en las versiones Sport y MC, ambas con 460 hp.