A partir de dos casos de éxito de emprendedores locales, Facebook aterrizó en Rosario con el objetivo de ayudar a potenciar los negocios e iniciativas comerciales a través de las herramientas que brinda la red social.

Así, ayer realizó un evento exclusivo en articulación con la Fundación CRIAR en La Maquinita Co. de Rosario (Rodríguez 121), donde expusieron los socios de “El batidor tiene la culpa”, un proyecto de negocio exitoso gracias al uso de Facebook. También brindó un taller de capacitación cuya temática giró en torno a la historia emprendedora y la utilización de la Fan Page para impulsar emprendimientos.

Concretamente, “El batidor tiene la culpa” fue el primer delivery de postres artesanales en Rosario. Eugenia Bertello y Vanesa Blengino comenzaron en marzo de 2017 cocinando en su casa y repartiendo los pedidos que llegaban a través de las redes sociales. Cada semana iban necesitando más equipo, ya que el crecimiento era continuo y no había en Rosario un servicio de este tipo.

De acuerdo a lo informador, el contacto con los clientes fue 100% por las plataformas de Facebook, a través de interacciones diarias, lo que llevó a que el proyecto hoy tenga: más de 30 empleados directos e indirectos y 5 mil pedidos por mes. El 80% de las ventas en el sitio se generan desde Instagram y Facebook a un público principalmente universitario.

ENDEAVOR
Por otra parte, la compañía internacional llevará adelante mañana otro taller de capacitación en el marco de la Experiencia Endeavor, que comienza este jueves. Allí, la temática girará en torno a la historia emprendedora de Khailas y la utilización de Facebook para su negocio.

“Khailas, muñecos para el alma” es una tienda y fabricación de muñecas de tela, que nació a partir de la idea de Natalia Lorena Fernández, quien se crió en un ambiente familiar de bordado y tejido. En 2008, empezó a hacer muñecas de compañía que, hasta ese entonces, vendía a su comunidad a través de su perfil personal de Facebook. Recién en 2012 creó su Fan Page y desde ese momento pudo sumar a su proyecto talleres de construcción de muñecas, el “hospital” de muñecos para arreglos, hasta incluir a niños y hombres en ese oficio que tendía a ser mayormente femenino.

Según se informó desde Facebook Argentina, hoy, Khailas posee: dos talleres de costura con los que trabaja en conjunto como proveedor, ocho talleres anuales de capacitación ya dictados sobre fabricación de muñecos y más de 3.000 muñecos elaborados.