El concejal de la localidad de Sunchales, Leandro Lamberti, se refirió en El Club de la Tarde, a la suspensión de la ley que obligaba a supermercadistas a no abrir sus comercios los días domingo. La polémica y el por qué.

En la vecina localidad de Sunchales, regía hasta este martes, la ley de descanso dominical. La misma establecía que todos los supermercados de la ciudad debían respetar el descanso de los empleados los días domingo y de esta manera, no abrir sus comercios.

Sin embargo, las polémicas comenzaron por faltas de control de los inspectores provinciales. A ello se sumó las numerosas denuncias judiciales realizadas por empresarios de la zona.

El concejo sunchalense suspendió finalmente la ordenanza. La fundamentación estuvo a cargo del concejal Leandro Lamberti, quien expresó: “Estamos resguardando los intereses del Municipio ante futuras posibilidades de reclamos judiciales que tengan que ver con otras instancias, no solo por la prohibición que existía de la apertura de locales, sino también con la posibilidad de reclamar la falta de actividad comercial y el perjuicio económico”.

El concejal del Frente Progresista, manifestó que una vez promulgada la ordenanza por la intendencia, los supermercados y comercios de grandes extensiones podrán abrir sus puertas los días domingos y feriados. “Esto tuvo un extenso debate en Comisión, hemos conversado con distintos actores como el Centro Empleados de Comercios e integrantes de la Cámara de Supermercadistas, donde incluso entre ellos había opiniones dispares, algunos desean abrir y otros no. Escuchamos a todos pero tomamos esta decisión pensando en la protección de las arcas públicas”.

Por su parte, la concejala Andrea Ochat se refirió al respecto y afirmó que “desde este Concejo se hicieron muchos esfuerzos por sostener esta Ordenanza. Y aquí estamos, en lo particular, en la dolorosa situación de tener que suspender una medida que considero justa, porque busca proteger derechos y dar oportunidades a todos y con ello me refiero tanto a quienes trabajan como empleados de comercio, pero también a los pequeños comercios de barrio que pudieron verse beneficiados con estas medidas”.

Luego, la Concejala hizo un llamado a los titulares de los emprendimientos alcanzados: “Abogo desde aquí para que los comerciantes que tanto han pedido por la suspensión de esta Ordenanza, aduciendo que sus empleados se verían beneficiados ya que cobrarían lo que la ley establece, se comprometan y cumplan con ello”.