Ignacio Scocco habló este martes de su presente en River, al cual le dio el domingo el segundo gol en el Superclásico saliendo del banco de los suplentes.

“Nunca voy a poner mala cara si no me toca jugar. Cuando a mí me tocó jugar, no me hubiese gustado que los que estén afuera pusieran mala cara. Y no pregunto por qué no juego porque en forma indirecta estaría diciendo que estoy mejor que el otro. No es mi forma de ser ni de manejarme, y todos entendimos eso en el grupo”, destacó el delantero.

Además, reconoció que su tanto en la Bombonera quedará al tope de us recuerdos. “Son goles inolvidables. Cuando ya no juegue y tenga que recordar algún partido, éste va a estar como el día de los cinco a Wilstermann”.

Por último, elogió la fuerza del grupo: “La mentalidad ganadora que tiene este equipo es impresionante y se transmite. El punto inflexión fue sin dudas el triunfo sobre Boca por la Supercopa. Y en éste último partido, la clave estuvo en cómo lo arrancamos, en esos primeros minutos”.