El pasado viernes, la Orquesta Sinfónica y el Coro Polifónico Provincial estuvieron brindando un emocionante concierto en la Basílica de Guadalupe. La celebración se enmarcó en los festejos por los 100 años de la parroquia. Sin embargo, el impecable acto quedó manchado por un hecho de inseguridad.

 

Unas 900 personas se hicieron presentes aquel viernes, recordando las primeras postales de la incipiente parroquia hace un centenar. En este escenario, una mujer aprovechó la desatención de los fieles e ingresó a la sacristía.

Allí estaban los bolsos de los concertistas. Según relató el Padre Panigo, la delincuente revisó las pertenencias y se llevó billeteras y teléfonos celulares.

El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad de la Basílica y el material ya está a disposición de la policía. El mismo sacerdote manifestó ver a la mujer en numerosas escenas en las diferentes cámaras que se encuentran en el edificio. “Apareció varias veces incluso antes de comenzar el concierto, estuvo viendo todo el movimiento”, expresó.