Fray Luis Beltrán amaneció ayer con hecho repudiables.

Patrimonio público fue ensuciado con leyendas insultantes y un club de la ciudad sufrió el destrozo de elementos.

Se trata de la Casa de la Cultura del Bicentenario y el estadio municipal, donde practican y juegan tanto Beltrán Fútbol Club como Sargento Cabral.

En este último sitio, recientemente se habían arreglado y pintado varios bancos.

Se desconoce la identidad d elos autores de esta barbarie, como así también, sus supuestos motivos.

Las autoridades municipales radicaron la correspondiente denuncia y la policía investiga.