El Concejo retomó el debate sobre los agroquímicos

El Concejo Municipal retomará una serie de consultas en torno a un tema polémico: la aplicación de fitosanitarios en el ejido urbano. El tema ya tiene muchos años en la agenda, pero nunca se pudo avanzar en la modificación de la ordenanza Nº 3.600, que impone 200 metros de restricción de aplicación a cualquier tipo de agroquímico, contados desde la última edificación y otra de 800 metros, en donde se puede pulverizar con algunos químicos. Ahora, podrían retomar una serie de consultas para profundizar sus conocimientos en el tema
Desde comienzos de este año, el Concejo Municipal tiene en agenda una propuesta de Silvio Bonafede, que pretende elevar la “zona de resguardo” (en donde no se pueden hacer aplicaciones) de los actuales 200 metros a 500 metros y elevar de 800 a 1.000 metros la zona en donde haya un control sobre lo que se aplica.
A esto hay que sumarle que el pasado martes 11 de septiembre, la ONG ambientalista “Amigos de la Vida” presentó (tal como la anticipara LA OPINION) una nota tanto al Departamento Ejecutivo como al Concejo Municipal en donde se le exige “la prohibición total e inmediata de las fumigaciones con glifosato y similares en el distrito Rafaela”.
Ayer, en la reunión de comisión, cuando se retomó el tema, Hugo Menossi se mostró en contra de la idea de Bonafede de ampliar la zona de resguardo, y se mostró a favor de la prohibición. La posición de Menossi ya fue adoptada por dos Municipios de mayor envergadura que Rafaela: Rosario (a finales del año pasado) y Santa Fe (a finales de agosto).
Bonafede defendió su proyecto, marcando las demoras que hay a la hora de avanzar en algo relativo a este tema. “Hoy presento nuevamente esto pero evidentemente no voy a tener el acompañamiento para darle despacho. Lo que me queda claro es que no tenemos en nuestras manos una solución definitiva, solamente lo puede dar una Ley Nacional o Provincial que la prohíba”, dijo. Por su parte, Leonardo Viotti se comprometió a evaluar el tema en las siguientes 2 semanas. Si no encuentra ninguna idea superadora, apoyará a Bonafede. Es por eso que se retomarían una serie de encuentros en esta quincena para poder tomar la mayor cantidad de voces posibles y tomar la mejor de las decisiones.
Recordemos que en todos estos 6 años , nunca pudo ser votado un proyecto sobre este tema. Lo más cercano fue haber llegado al mismo para el debate, pero volver el proyecto a comisión “para que todas las voces fueran escuchadas”. Jamás se hizo.

LOS ANTECEDENTES
Si bien se había planteado en el inicio del año legislativo que este sería uno de los temas a discutir, el tiempo fue pasando y los resultados, hasta ahora, fueron escasos. Sólo hubo una reunión con el Ingeniero Jorge Frana, del INTA, a finales de marzo de este año. No es la primera vez que Frana fue al Concejo a hablar del tema: ya lo había hecho con anterioridad. Y al igual que en aquel momento, reiteró el mismo concepto: no importan las legislaciones, sino que lo que importa son los controles.
Los ediles, antes de iniciar con la ronda de consultas, ya tienen para leer: en febrero del año pasado, el Instituto para el Desarrollo Sustentable les presentó un informe con una veintena de opiniones de especialistas. El dossier había sido solicitado por el propio Cuerpo Legislativo, en teoría, para poder tomar una decisión. Pero, no solo no avanzaron: ni siquiera convocaron a María Paz Carusso, la Directora Ejecutiva del IDS, para que les cuente cómo fue que realizó las entrevistas y las impresiones que le dejaron. El IDS no se quedó de brazos cruzados: realizó un informe sobre “oportunidades para el desarrollo productivo agroecológico y de generación de resiliencia sistémica en el área periurbana” de nuestra ciudad, el cual fue presentado el 8 de junio de 2018 en instalaciones de la Sociedad Rural de Rafaela. Fue elevado al Concejo el pasado 10 de agosto. Entre alternativas productivas se mencionan la de barreras forestales combinadas con opciones de ganadería regenerativa, cultivos, y producción frutihortícola agroecológica.
A esto hay que sumarle que a comienzos de este año, el bloque de Cambiemos presentó en el Concejo Municipal un pedido de informes muy concreto: quería que el Ejecutivo le respondiera si se fumigaba en el predio del Aeródromo local (en donde habitualmente se cosecha soja) y qué tipo de herbicida se utilizaba. También cuál fue el área pulverizada, y si el Municipio está al tanto de esta situación. La semana pasada llegó la respuesta: fue el propio Municipio quien autorizó la fumigación, en beneficio de Integral Agropecuaria.
De acuerdo a lo informado desde la Secretaría de Gobierno, específicamente desde la Dirección de Medio Ambiente (a cargo de la Ing. Olga Badiño), se informó que el 9 de enero pasado, “en parte de las concesiones correspondientes al Aeródromo Rafaela, se realizó la aplicación de Glifosato (principio activo Glifosato 62.5%)-Receta agronómica de Autorización de Aplicación Nº 092018)”. Esto se hizo respetando la línea agronómica, de acuerdo a lo informado al propio Concejo Municipal por el DEM.

SIN LEY PROVINCIAL
Al igual que sucede en el Concejo Municipal, la Legislatura de la Provincia también tiene como deuda una revisión de la ley Nº 11.273. Desde hace años, diferentes agrupaciones de diputados (sobre todo, progresistas) consiguen darle media sanción en la Cámara Baja, pero cuando llega al Senado, no puede prosperar: los proyectos duermen el sueño de los justos hasta que pierden estado parlamentario. Ahora, nuevamente, hay un proyecto en diputados.

BUENAS PRACTICAS
Tanto la Nación como la Provincia avanzan en lo que denominan “Buenas Prácticas Agrícolas”. ¿Qué implica esto? La posibilidad de seguir utilizando agroquímicos como el glifosato, pero en condiciones medioambientales que eviten cualquier tipo de inconveniente.
En Santa Fe, incluso, la Ministra de la Producción, Alicia Ciciliani, rubricó un convenio con el Colegio de Ingenieros Agrónomos para la creación de la figura de “corresponsable agronómico”, para trabajar junto con los productores, realizando un seguimiento y un acompañamiento de la sanidad del sueño y vegetal”.
En diálogo con Nuestro Agro, en abril pasado, la ministra de la Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani, se refirió al proyecto presentado por Silvio Bonafede y dejó su mirada respecto: “no estoy de acuerdo cuando los concejos municipales prohíben sin convocar a especialistas y a los niveles provinciales y nacionales”. Y afirmó: “hay que generar un mensaje de Buenas Prácticas Agrícolas a la población y nos ponemos a disposición del Concejo Municipal de Rafaela”.

LOS DESPACHOS
La próxima sesión del Concejo será la primera salida del año (de las 3 que deben llevarse obligatoriamente en el año). Y para esta oportunidad, se cambiará el día y el horario: será el viernes, a las 19, en el Club de Leones. En esa oportunidad, aprobarán la ordenanza por la cual se crea el Programa Municipal de Tutores Educativos Solidarios, se propondrá una campaña para niños y niñas sobre el uso responsable de tecnología, pedirán controlar el tránsito en el horario de ingreso y egreso de la Escuela Alberdi, Bonafede pedirá que se revise una respuesta a una minuta de comunicación, se declarará de Interés Municipal la “III Jornada Nacional Forrajera Tropicales” que se hará en la Estación Experimental del INTA. Habrá tres que se destacarán: la donación de calles por parte de la UNRaf, la creación de la Distinción Anual del “Sello de Compromiso” y la habilitación de la obra del paso a nivel sobre Sargento Cabral.