Las columnas gremiales comienzan a concentrarse para el acto central. El paro tuvo un alto acatamiento en la industria y reparticiones estatales.

 

Los sindicatos se movilizaron y concentraron en la tradicional esquina de los bancos sanlorencinos para el acto central de la jornada de paro nacional, en el Cordón Industrial.

Dos columnas procedentes del sur y norte de la ciudad llevaron hasta pleno centro y demostraron todo su rechazo a la actual política llevada adelante por el gobierno nacional.

El acatamiento de la medida tuvo un alto éxito en la industria y en las reparticiones públicas.

Tampoco hubo colectivos ni taxis circulando por la región. Tampoco camiones ni recolección de residuos domiciliarios.

Los bancos y estaciones de servicios permanecieron cerradas, igual que las escuelas públicas y privadas.

Empresas de servicios como EPE, Aguas Santafesinas y Telecom solo programaron guardias mínimas para casos de extrema emergencia.

El comercio tuvo un acatamiento dispar.

Las rutas de la zona están transitables y no hay cortes ni piquetes; solamente se instalaron en algunas aceiteras y están a cargo de delgados sindicales.