Nancy Duré, panelista del programa Implacables, está llevando adelante una dramática lucha en Paraguay para intentar rescatar a una de sus hermanas de la violencia familiar a la que la somete su padre.

“Mi padre, Arsenio Duré Largo, siempre ha sido un hombre violento. A mi mamá le pegó y la sometió a todo tipo de humillaciones psicológicas durante veinte años. Yo lo enfrenté desde mi adolescencia para tratar de defenderla a ella y también fui víctima de estos maltratos hasta que, finalmente, ellos se divorciaron”, reveló la periodista en una entrevista con Teleshow.

“Ese calvario recién se terminó, y no del todo, hace unos veintiséis años, cuando él se jubiló por incapacidad en el hospital Dr. Horacio Cestino de Ensenada, dónde trabajaba, y se radicó en Paraguay. Recién entonces, mi mamá, mis hermanos y yo pudimos vivir relativamente en paz”, agregó Duré, que hace dos meses recibió un mensaje una niña de 14 años que su padre tuvo en Paraguay, y que le contó que estaba sufriendo violencia doméstica.

Por esta razón, Nancy viajó varias veces para solicitar la tenencia de la menor. “Hace dos meses, la nena se contactó vía Instagram con una de mis hermanas para contarle la situación que estaba atravesando. Entonces nos enteramos de que su mamá la había abandonado, que nuestro padre venía ejerciendo todo tipo de maltratos físicos y piscológicos contra ella y que, a fines de diciembre, ella lo había denunciado a un número de asistencia a las víctimas“, explicó.

Ahora existe una denuncia contra su padre, y una restricción perimetral para que no pueda acercarse a la nena, pero la pelea de la periodista es para obtener la tenencia. “Hemos logrado que el estudio de abogados Ruiz Díaz Labrano se hiciera cargo del caso para terminar los trámites correspondientes a la tenencia. Así que tenemos la ilusión de que, antes de fin de año, nuestra hermanita pueda estar con nosotros empezando una nueva vida“, concluyó.