Las reformas de los canteros de avenida Salva jerarquizan uno de los accesos tradicionales a la ciudad.

El pasado miércoles 30 de mayo, en la vecinal de barrio Fasoli, se realizó la apertura de sobres para la obra de remodelación de los canteros de avenida Ernesto Salva, entre calles Paraná y Ayacucho. “Una puerta de entrada a Rafaela y un espacio público que se gana para la gente”, dijo el Intendente Luis Castellano en ese momento.
Casi dos meses después, a fines de julio, comenzó a ejecutarse esta obra que ya muestra los primeros avances en el cambio de fisonomía del lugar. El que pasa puede ver las mejoras a simple vista.
El color rojizo que marca el camino llama la atención y también los cambios que poco a poco empiezan a ser más en este sector que está a punto de cumplir dos meses de trabajos continuos, dado que casi no hubo lluvias.
En los dos primeros canteros desde calle Ayacucho ya se construyeron veredas y espacios de recreación, al igual que dársenas para el estacionamiento de vehículos sobre la mano sur. Montículos de tierra y escombros de las veredas anteriores configuran una escena de una obra que avanza.

LA OBRA
La remodelación contempla los cinco canteros y se trata de un recorrido lineal, peatonal y de bicicletas que también invita a la permanencia. Esos espacios consisten en un sector para juegos, otro deportivo y otro remodelado para las canchas de bochas.
El recorrido estará marcado por una tonalidad rojiza. Además, se diseñaron dársenas para estacionamientos vehiculares como para bicicletas; cestos de residuos diferenciado, nueva iluminación general con artefactos LED, entre otros aspectos.
La obra, puerta de entrada a la ciudad, pretende revalorizar el paseo tanto peatonal como de bicicletas, el disfrute por el espacio público, la vida urbana, el encuentro, el juego y el deporte; todo en un mismo lugar. Contempla así, la construcción de lomas naturales, para protección de peatones y como amortiguación del ruido y los riesgos del tráfico en la avenida.
Esta remodelación se complementa con otras obras ya que posibilita la conexión de la ciclovía del paseo de los canteros hasta calle Perú, también al ciclocarril de calle Lisandro de la Torre; se construirán sendas peatonales, rampas de acceso a las manzanas de frente; nuevo refugio para espera de colectivos y reordenamiento del circuito de las líneas en ese sector.
Además, contempla realizar rebajes completos de las punteras de los canteros que permitirán una mejora en tema de accesibilidad en un sector que con el tiempo empieza a ver las mejoras de esta obra que ya lleva dos meses.
La obra tiene un presupuesto de 7.744.366 pesos y beneficiará a los barrios 9 de Julio, Fasoli y Guillermo Lehmann y fue uno de los proyectos más votados en el Presupuesto Ciudadano, aunque la disfrutarán todos los rafaelinos.

SITUACIÓN DIFÍCIL
“Estamos haciendo obras en una situación compleja y difícil, con una empresa local que mueve la economía de Rafaela y genera trabajo en un momento en el que se necesita mucho”, señaló el jueves 2 de agosto el intendente Luis Castellano al recorrer la obra de remodelación de avenida Ernesto Salva.
En ese momento, el valor del dólar rondaba los 28 pesos, casi 10 menos que en la actualidad. Es que sobre finales de agosto se desencadenó la devaluación más fuerte del peso con respecto a la moneda estadounidense.
Hay quienes especulan que por estos tiempos encarar obras como la de Ernesto Salva o la de 130 cuadras de pavimento sería casi imposible, primero por el valor que tendrían y segundo porque pocas empresas se animarían a cotizar a mediano plazo.
“Esta es una obra muy importante porque, al igual que el Parque Balneario que fue votada en el Presupuesto Ciudadano, también constituye una puerta de entrada a nuestra ciudad. Vamos a ganar como un espacio verde a este lugar que es una puerta de entrada a Rafaela”, detalló en su momento el Intendente.
Con la instalación de la nueva terminal de ómnibus desde hace algunos años, los canteros de Ernesto Salva se han transformado en un lugar muy transitado por gente que entra y sale de la ciudad.
“Es un espacio verde hermoso que hoy estaba en desuso porque le está faltando esa jerarquía que necesita un espacio público para que sea aprovechado por la gente. Estoy convencido que con este proyecto realmente le va a dar un alto valor al sector”, detalló Castellano.